¿Qué candidato escucha a los jóvenes?

¿Qué país ven? ¿Qué país imaginan? ¿Cómo lo imaginan? ¿Qué les preocupa? ¿Qué les motiva? ¿Qué realidad viven? ¿Cuáles son sus prioridades?

¿Qué candidato escucha a los jóvenes?

 

El pasado lunes AMLO, Ricardo Anaya, Jaime Rodríguez Calderón y José Antonio Meade –en ese orden-, se presentaron frente a jóvenes en un Foro sin precedentes. Uno al que asistieron cientos de ellos y que, a través de plataformas digitales, fue visto por miles más en decenas de universidades de todo el país.

 

Los candidatos fueron a dos cosas: responder preguntas en cinco ejes que, para quienes representan el 29% del padrón electoral -26 millones de jóvenes de menos de 35 años-, son importantes, y recibir propuestas para incorporarlas a sus planes de gobierno.

 

La red Kybenus, iniciativa de Grupo Salinas, desde 2017 comenzó a construir una agenda de propuestas de políticas públicas. Miles de jóvenes de los 32 estados deliberaron sobre más de mil 600 iniciativas y eligieron 50 ideas prioritarias. Esas 50 propuestas fueron entregadas a los candidatos.

 

Las ideas de los jóvenes son diversas, como diversa es la juventud. Importan las inquietudes, qué país ven, qué país imaginan y, sobre todo, cómo lo imaginan. ¿Qué les preocupa? ¿Qué les motiva? ¿Qué realidad viven? ¿Cuáles son sus prioridades? Mucho ganarían los candidatos si revisan lo planteado.

 

Las propuestas deben encontrar eco. Comparto algunas de las que construyeron (el resto están en el portal recuperatufuturo.mx), en un ejercicio inédito para la democracia desde la juventud.

 

1) Libertad. Creación de riqueza vía mayor libertad económica; despenalizar el consumo de la marihuana; impulsar reformas legales para el pleno reconocimiento del derecho a la diversidad sexual; refrendar el compromiso con el libre comercio y fortalecer intercambios comerciales.

 

2) Estado de derecho. Acabar con la impunidad, a través de mejorar el sistema de impartición de justicia; transparentar y rendir cuentas sobre los procesos de selección, promoción, evaluación y promoción de jueces y magistrados; garantizar la operación del Sistema Nacional Anticorrupción; reformar al sistema penitenciario.

 

3) Igualdad de oportunidades. Transparentar y coordinar los miles de programas públicos de combate a la pobreza; operar unBono Educativo, para que los estudiantes puedan ejercer su derecho a la educación; reducir la deserción y ampliar la cobertura de la educación superior; crear estímulos fiscales al primer empleo.

 

4) Fortalecimiento de la sociedad civil. Autorizar un crédito fiscal de hasta un 1% del impuesto sobre la renta para apoyar ONG’s; modificar la Ley del ISR para ampliar espacios de participación de la sociedad civil; impulsar el Gobierno Abierto a través de la transparencia, colaboración y participación; Fortalecer los Observatorios Ciudadanos.

 

5) Emprendimiento. Desarrollar un marco jurídico para micro y pequeñas empresas; simplificar los trámites, permisos y costos asociados a la apertura y cierre de empresas; desarrollar el marco jurídico y las políticas públicas adecuadas para reconocer, proteger e impulsar a emprendedores sociales.

 

El Foro y las conversaciones con los cuatro presidenciables que, junto con María Alejandra Molina, tuve la oportunidad de conducir el pasado lunes no deben ser punto de llegada, sino de partida, en el diálogo que deberá existir entre los jóvenes y quien gane la Presidencia el 1 de julio. Más que hablar, la clase gobernante debe aprender a escuchar.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano