Proyecciones 2019

Los economistas encuestados por el Banco de México consideran que 2019 será muy parecido a este año

Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México
Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México

Buena parte de las preguntas que nos hacen a los economistas tienen que ver con el futuro, lo cual tiene una explicación lógica: si los agentes económicos pudiéremos predecir el futuro con exactitud nuestras decisiones y elecciones serían simpre acertadas, todo sería ganancia, no habría pérdidas, ni por el lado de la producción, oferta y venta, ni por el de la demanda, compra y consumo.

Si pudiéramos predecir con exactitud el futuro el bienestar alcanzado sería siempre el mayor posible y este sería, al menos desde el punto de vista económico, el mejor de los mundos posibles.

Sí, si pudiéremos predecirlo, esa supuesta predicción sería imposible por dos razones. Primera: el problema a la hora de predecir el futuro es que todavía no sucede y en segundo lugar: somos economistas no adivinos.

Estas dos razones son la causa de un fenómeno singular: la constante modificación de las proyecciones de los economistas, lo cual nos lleva a preguntar ¿qué tan útiles pueden ser, para la toma de decisiones, proyecciones que cambian una y otra vez, sabiendo que la proyección de hoy no será igual a la de mañana, y la de mañana no será igual a la de pasado, y así una y otra vez?

Mes tras mes el Banco de México publica la Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialista en Economía del Sector Privado, que se levanta entre 34 grupos de consultoría y análisis económico del sector privado, tanto nacional como extranjeros. Ya tenemos los resultados de la encuesta de agosto y, tomando en cuenta la media de las respuestas, estos son los principales resultados.

En materia de crecimiento, que se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios para el consumo final, se proyecta, para 2018 y 2019, un crecimiento de 2.14 y 2.16 por ciento, respectivamente.

En la inflación, que se mide por el comportamiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor, las proyecciones para 2018 y 2019 son, en cada caso, 4.41 y 3.74 por ciento.

Para el tipo de cambio peso—dólar las proyecciones, para el fin de cada año, son: 2018: 18.92; 2019: 18.98. Para la tasa de interés de fondeo interbancario, al cierre de cada año, las proyecciones son: 2018: 7.88 por ciento; 2019: 7.30 puntos porcentuales.

En lo referente a la tasa de desempleo, al cierre de cada año, para 2018 la proyección de los especialistas es de 3.40 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), mientras que para 2019 los analistas prevén que sea de 3.48 por ciento e la PEA.

Más allá de que se cumplan o no estas proyecciones, y por lo menos puntualmente NO se cumplirán, lo relevante es que los economistas encuestados consideran que 2019, primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), será muy parecido a 2018, último de la administración de Enrique Peña Nieto, lo cual, tratándose del primer año de un nuevo gobierno, y de una administración que encabeza AMLO, y de un gobierno en el cual López Obrador tendrá un enorme poder, no es poca cosa. Ojalá y así sea.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo