Prototipo del neopolítico

AMLO se refirió a las características que debe tener el político en la 4T

Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México
Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

Ante el resurgimiento de las hordas, tribus, bandas, pandillas, mafias, ahora incrustadas en Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador se vio en la penosa necesidad de recordarles que en su movimiento y en su gobierno no tolerará a los trepadores, quienes, dijo, sólo buscan sacar provecho de la política. Sin embargo, los observadores políticos preguntan: ¿podrá el líder de masas, el ídolo de multitudes controlarlos?

El Presidente aprovechó la oportunidad para referirse a las características que debe tener el neopolítico en el gobierno de la 4T, entre las que destacan la honestidad, los buenos sentimientos, el no acudir a los comederos políticos ni reunirse con los influyentes para acomodarse y comunicarse con la gente y escucharla.

Según Andrés Manuel, el político tradicional, el que está pensando cómo colarse, no ayuda y no tiene futuro porque el pueblo ya es otro; hubo un cambio de mentalidad, y cuando cambia la mentalidad cambia todo, señaló.

El Pueblo de México tiene el instinto certero; sabe quién habla con la verdad, quien tiene buenos sentimientos, quién se preocupa por ayudarlo, y quien es un trepador, un oportunista, un politiquero, abundó.

Antes de que Morena llegara al poder, el político podía ser famoso gracias a la publicidad; y así como se introduce un proyecto chatarra en el mercado, así se proyectaban, recordó. En pocas palabras eran producto de la mercadotecnia política.

A ver si entendimos, acotan los observadores: el neopolítico, según el Presidente, es quien ahora escucha a la gente, el que se da sus baños de pueblo; el que se encierra en su oficina y les dice a sus colaboradores no oigo, no oigo, soy de palo…, el que se siente dueño de la verdad; el que dice aquí nada más mis chicharrones truenan.

Ya encarrerado, y en clara referencia al encontronazo de Martí Batres con Ricardo Monreal, López Obrador dijo que lo que debe anteponerse son los ideales y los principios y no pretender sacar provecho personal. Le debemos de profesar un profundo amor al pueblo, si no hay ideales ni principios no se puede profesar la política, si no se le tiene amor al pueblo no se puede llevar a cabo el oficio de la política.

Ya pasó el tiempo en que la política era sinónimo de individualismo, de sacar provecho personal, de estar pensando nada más en intereses personales, por legítimos que fueran, ya no ayudan quienes solamente piensan en sus intereses personales, Y pontificó: Tiene que haber mística, convicciones, entrega total a la causa pública, no son los cargos lo que debe de importar, sino la contribución a los cambios, a la transformación del país. La política es transformar, hacer historia y para eso se requieren ideales y principios. ¿Aunque nos esté llevando la fregada?, le preguntan sus detractores.

No se hagan bolas. El prototipo del neopolítico C’est moi (Soy yo). Y así deben ser todos, quiso decir.

POR LUIS SOTO

[email protected] 

@LUISSOTOAGENDA

edp

¿Te gustó este contenido?