Profeta Real (II)

Genio significa cosas diferentes pero, aplicado a Messi, su sentido más exacto es: ser fabuloso con figura humana, que interviene en cuentos y leyendas

Profeta Real (II)

Messi es una leyenda viva, la forma en que se mueve, las jugadas que arma, su habilidad en la cancha podría calificarse de magia. Si no viviéramos en estos tiempos, donde sus movimientos se pueden registrar en imágenes, muchos dudaríamos de los que nos contaran sus hazañas, pensaríamos que las descripciones son exageradas, que son cuentos, pero no, su intervención ha llevado al Barcelona, el equipo que creyó en él y que le apostó a su talento, a resultados insuperables.

Hay cientos de jugadas maravillosas que Messi nos ha regalado en estos años, destacar una es muy complicado: sus goles en finales de Champions o el tanto maradonesco ante el Getafe cuando se quita a medio equipo y, dejando sembrado al portero, coloca el tiro, son sólo algunos ejemplos. Pero mi favorita es la que realizó ante el Athletic de Bilbao en la final de la Copa del Rey en el 2015. Lio recibe el balón por banda izquierda y enfrenta a su marcador, a quien se le unen 2 defensas más, conscientes de su peligrosidad, aún así él arranca pegado a la línea de banda y en un segundo cambia su dirección hacia la izquierda, desbalanceando a los 3 celadores y con un autopase se deshace definitivamente de ellos, logrando el campo libre para dirigirse a la portería; entrando al área rival, deja literalmente parado a un cuarto defensor con otro regate hacia el centro y se perfila para el disparo al arco, sin que un quinto y sexto contrarios puedan llegar a estorbarle y envía un zapatazo a la base del primer poste venciendo al portero vasco. Media cancha recorrida, 15 segundos, 7 jugadores burlados. El estadio se desborda en locura y entusiasmo por los cánticos y caravanas del público que no se hicieron esperar. El genio estaba presente.

Podríamos seguir eternamente enumerando el por qué Messi es un ser fabuloso, pero hablemos de su asignatura pendiente: Argentina, su patria. Para la afición porteña, sus hazañas en España no se han reflejado con contundencia en los resultados de la selección nacional, y no nos confundamos, por supuesto que la figura es valorada, no en balde Maradona lo nombró su sucesor cuando era solo un adolescente y ha hecho por el equipo un magnífico trabajo, pero a la fecha ha jugado 3 Copas del Mundo en las que no se ha coronado. Las razones son variadas y más atribuibles al funcionamiento del equipo que al jugador, pero es indudable que la ausencia de la copa es una espina clavada hondo en su corazón.

Este 2018 es otra oportunidad para obtener el máximo reconocimiento del deporte al que Messi dedicó su vida, en el que ha concentrado casi exclusivamente toda su energía. Lio no está hecho para las entrevistas ni para las conferencias de prensa, él le responde a la afición mundial en la cancha, con hechos.

Lo que no se puede negar es que este fantástico jugador ha cambiado el fútbol para siempre y la magia aún dará para mucho más.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro