PROCCYT, cruzada por un campo más seguro

Se trata de desplegar una ambiciosa cruzada con el objetivo de tener un campo más seguro y responsable

Adriana Moreno / Heraldo de México
Adriana Moreno / Heraldo de México

Sin duda, el uso de agroquímicos y plaguicidas es un tema sumamente satanizado, sobre todo en una época en la que se debate respecto a que la humanidad no sabe qué hacer con los desechos y la calidad de vida es considerada muy mala debido a la degradación del medio ambiente.

Por ello, constituye una esperanza la Feria de las Buenas Prácticas Agrícolas, que se llevó a cabo en Villa Corzo, Chiapas; la región frailesca que se conoce como el granero de la entidad.

Mónica Mirón, representante de la asociación civil, Protección de Cultivos, Ciencia y Tecnología (PROCCYT), explicó que se trata de desplegar una ambiciosa cruzada con el objetivo de tener un campo más seguro y responsable en cuanto al manejo de agroquímicos y plaguicidas. Hay que subrayar que cuando los agricultores implementan, precisamente Buenas Prácticas Agrícolas, los plaguicidas son seguros tanto para la salud como para el ambiente.

En coordinación con el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y Trigo (CIMMyT), la Feria puso al alcance de los productores prácticas sustentables como: la Agricultura de Conservación; el manejo integrado de plagas, el Buen Uso y Manejo de Agroquímicos; el programa Campo Limpio y el comercio ilegal de agroquímicos, factores clave para mitigar los efectos del cambio climático y proyectar un futuro productivo para el campo mexicano.

Por su parte, Bibiana Rodríguez, coordinadora del programa CuidAagro de PROCCYT, destacó que desde hace más de 25 años, esta Asociación promueve la capacitación en el uso responsable de agroquímicos, desde la visión de que constituyen herramientas que contribuyen a asegurar la producción de más y mejores alimentos, por lo que hay el compromiso de seguir impulsando acciones en beneficio del medio ambiente.

La información que brindó PROCCYT a los agricultores, está basada en estudios que se han realizado durante 11 años,y cada año se han invertido más de 7 mil millones de dólares en estudios e investigaciones que demuestran que sólo una de 159 mil moléculas llega al campo y se ha hecho una inversión de 286 millones de dólares para realizar pruebas de seguridad y eficacia.

Sin el uso de plaguicidas, se perdería más de 40% de los cultivos debido a plagas y enfermedades. En México, existen al menos seis leyes, 12 Reglamentos y 30 Normas que regulan plaguicidas y agroquímicos.

Así, un plaguicida autorizado que cuenta con registro Cofepris, previamente, fue sometido a más de 120 estudios en los que las autoridades regulatorias evalúan más de 50 parámetros que se centran en la eficiencia del producto y la seguridad para la salud y el ambiente.

POR ADRIANA MORENO CORDERO

COLABORADORA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas