Prisión preventiva pone en riesgo institucionalidad del país

La propuesta de Morena significa un retroceso en derechos humanos

Alejandro_Sánchez
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México

Este 6 de febrero, la Cámara de Diputados inicia una serie de audiencias públicas para conocer las opiniones de expertos en prisión preventiva.

Esto ocurre después de que organizaciones civiles del país e internacionales han expresado su preocupación porque el proyecto aprobado en el Senado viola la presunción de inocencia.

De acuerdo con la ONU y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la propuesta de Morena significa un retroceso en materia de derechos humanos, luego de que en 2008 y 2011 el Congreso fortaleció la presunción de inocencia.

El ex ministro en retiro José Ramón Cossío Díaz asegura que esta propuesta, incluso, pone en riesgo la institucionalidad del país. Dice, por ejemplo, que además con el retiro del fuero de los funcionarios públicos se pone en riesgo la figura del opositor porque podrían fincarse persecuciones políticas como en el pasado.

Si sumamos las actividades políticas, más la desaparición del fuero, yo creo que ahí hay un problema muy serio para el funcionamiento de las instituciones, explicó el ministro en una reunión privada con diputados federales de Movimiento Ciudadano.

En el proyecto avalado en la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados se contemplan sólo tres casos para aplicar prisión preventiva de las 12 propuestas que envío el Senado: 1) uso de programas sociales con fines electorales, 2) enriquecimiento ilícito y ejercicio abusivo de funciones, 3) robo de hidrocarburos.

Eso es lo que alarma a los expertos, pues ni durante su campaña ni en la transición, López Obrador se refirió a las bondades que ofrece el nuevo sistema de justicia penal.

Por eso será importante escuchar las ponencias de Luis González, presidente de la Comisión de Derechos Humanos; Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia; Jan Jarab, representante en México de Derechos Humanos de la ONU; Raúl Contreras, director de la Facultad de la UNAM y Francisco Ibarra, académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas, entre otros personajes de la vida académica.

Son cuatro mesas de trabajo y en total serán 58 voces que llevarán argumentos en pro y contra.

Ojalá que en esta ocasión, si es que predomina el rechazo con sustento jurídico, sean escuchadas las propuestas y aterrizadas en el papel. Ojalá que no pase lo que ocurrió en el caso de las pasadas audiencias sobre la Guardia Nacional, cuyos especialistas lograron al menos que el proyecto creara un mando mixto, lo cual le digustó al Presidente de la República, quien ha demandado a su bancada en el Senado, a cargo de Ricardo Monreal, regresar el proyecto a la idea original del propio Andrés Manuel. Ojalá que sí impongan las visiones de la mayoría y no la idea de una sola persona.

Upeercut: Ya que hablamos de diputados, dónde están esos de Morena que denunciaron la opacidad en sexenios pasados. Se niegan a dar su tres de tres.

 

[email protected]

@alexsanchezmx

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMilén Mérida Match point

Avances en acreditación