La apetitosa Nómina 8

Se trata de nada menos que de 32 mil 600 trabajadores del GCDMX que terminan contrato en tres meses

Esperanza Barajas / Primer Cuadro / Heraldo de México
Esperanza Barajas / Primer Cuadro / Heraldo de México

Un asunto tiene inquietos a miles de trabajadores de las diferentes dependencias del Gobierno de la Ciudad de México: el vencimiento de sus contratos; esos plazos también han despertado el apetito de varios cuadros políticos de Morena, que ven la posibilidad de colocar ahí a sus equipos, sobre todo, cuando la austeridad republicana les impide incrementar la burocracia.

Se trata de nada menos 32 mil 600 trabajadores que eran de honorarios y desde enero de 2015 a junio de 2018 se incorporaron al Programa de Estabilidad Laboral, conocido como Nómina 8; esa cifra la reportó José Ramón Amieva en el Informe de Gobierno que entró al Congreso local.

Miguel Ángel Mancera, como jefe de Gobierno había ofrecido basificar a los trabajadores de honorarios y el 31 de diciembre de 2014, publicó en la Gaceta Oficial Lineamientos del Programa de Estabilidad Laboral, justo antes de las elecciones intermedias de su administración,

Así que a eventuales y de honorarios se les dio seguridad social, aguinaldo y una gratificación en vales a fin de año; pero también su contrato es por un periodo anual, que debe renovarse cada año y está a punto de terminar en poco más de tres meses.

El artículo séptimo del decreto establece que el contrato tendrá una vigencia que no excederá de un año calendario; en el nombramiento que se expida se establecerá el periodo de contratación, asentando de manera exacta la fecha de inicio y de término de las actividades, por lo que una vez cumplido el periodo de su contratación o por haber concluido la obra determinada, se aplicará de manera programada en el SIDEN (Sistema Integral Desconcertado de Nómina), el movimiento de baja del mismo, por parte la unidad administrativa de su adscripción.

De acuerdo con los datos oficiales, afiliadas al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México hay 20 mil personas, entonces durante casi cuatro años se basificaron temporalmente a 32 mil trabajadores de honorarios, algunos de ellos con años trabajando en la burocracia, pero otros fueron de reciente ingreso.

Entonces el gobierno capitalino tiene 160 por ciento más de trabajadores que tienen un contrato anual que sindicalizados; eran de honorarios que no acumulan antigüedad, ni derechos laborales.

Muchos de ellos son los que tienen que sacar el trabajo de quienes ocupan un espacio y cobran por ser una cuota política, otros son parte de esa cuota política.

Vía reuniones informativas y redes sociales, los trabajadores de la Nómina 8 están alertas de su futuro, pero también muchos morenistas del próximo gobierno y el Congreso que están listos para reclamar esos espacios regados en dependencias de gobierno, alcaldías, órganos desconcertados y así colocar a su gente, algunos trabajarán y otras serán cuotas políticas.

Treinta y dos mil favores laborales otorgados, unos con todo el merecimiento y otros no, la Nómina 8 hizo poderosos a algunos sujetos en este gobierno, ahora despierta apetitos.

 

[email protected]

@ESBARAJAS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo