Adriana Moreno: Primer Congreso de la Ciudad de México

Dicho congreso urdió toda una estrategia para obtener la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva

Adriana Moreno: Primer Congreso de la Ciudad de México

Lo que se conoció primero como la Asamblea de Representantes del Distrito Federal y luego como la Asamblea Legislativa del DF se transformó ya en el primer Congreso de la Ciudad de México y en esa instancia también Morena tiene mayoría porque arrasó, al igual que en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados.

Sólo que llama la atención que en dicho Congreso urdió -según se sabe-, toda una estrategia para obtener tanto la Junta de Coordinación Política como la presidencia de la Mesa Directiva, porque de acuerdo con la Ley Orgánica del Congreso de la CDMX, está prohibido que un solo instituto político tenga en su poder esos dos órganos legislativos.

O sea, todo indica que hicieron trampa.

El partido del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, inició con 35 diputados y para conseguirlo, se valió de enviar a dos diputados de los suyos al Partido del Trabajo, incluido desde luego, Jesús Martín del Campo que originalmente llegó al primer Congreso de la CDMX por Morena.

Sin duda, a los morenistas les convino que el Partido del Trabajo no perdiera el registro, como pudo haber pasado en 2015, pues fue el principal beneficiario.

Y es que en la legislatura pasada, fue precisamente el partido que liderea Alberto Anaya, el que le ayudó a Morena a construir una bancada en el Senado de la República y así, asestar un durísimo golpe a lo que fue la fracción del Partido de la Revolución Democrática, cuando exsenadores como Miguel Barbosa, Rabrindanath Salazar, Zoé Robledo, Raúl Morón y el actual líder en Cámara de Diputados, Mario Delgado, entre otros, abandonaron a su suerte a la bancada del Sol Azteca.

Ahora, el movimiento efectuado en el Congreso capitalino le permitió a Ernestina Godoy, coordinadora morenista, proponer que un miembro de la bancada del PT presidiera la mesa directiva por este primer año y así, Martín del Campo fue puesto a modo para ser elegido, mientras que todo apunta a que la diputada Godoy, será la presidenta de la Junta de Coordinación Política de ese órgano legislativo.

Con esta estrategia, los legisladores morenistas no mataron dos pájaros de un tiro, sino más bien tres. Lograron bajar a la fracción parlamentaria del PRD al cuarto sitio como fuerza política inflando al Partido del Trabajo, lo que más bien se vio como desquite, amén de que le arrebataron al Partido Acción Nacional -que se conserva en el Congreso de la Ciudad de México como segunda fuerza política gracias a sus 11 diputados-, la posibilidad de presidir la Mesa Directiva y eso que los albicelestes ya tenían perfilado ni más ni menos que a Mauricio Tabe.

De esta manera y si se ve en estricto sentido, dos militantes de Morena, se quedaron con los dos más importantes órganos de gobierno del primer Congreso de la capital de la República, haciendo a todas luces trampa.

 

ADRIANA MORENO

COLABORADORA

[email protected]

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas