PRI y Morena, los nuevos aliados

Hoy se elige al gobernador interino de Puebla, los favoritos son: Guillermo Pacheco Pulido y Jesús Rodríguez

Alfredo_Gonzalez
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Sorpresa provocó la semana pasada el aval del PRI a Morena para la aprobación de la ley que da vida a la Guardia Nacional, pero desde Puebla la lectura es que ese respaldo no es gratuito.

Todo forma parte de un acuerdo para impulsar como gobernador interino a un político afín al tricolor: Guillermo Pacheco Pulido. Y se espera que la designación se dé hoy mismo.

Ayer, la Junta de Coordinación Política del Congreso poblano publicó la terna de los candidatos al interinato.

Además de Pacheco, aparecen Jesús Rodríguez Almeida, actual encargado de despacho, y Gerardo Islas Maldonado, ex coordinador de Nueva Alianza en el Congreso local. Sin embargo, políticos de Puebla me dicen que la disputa será entre los dos primeros porque cada uno de ellos representa a los grupos más poderosos del estado.

Pacheco Pulido es un jurista con trayectoria en el Poder Judicial, pero en realidad se le conoce más por su cercanía con los gobernadores priistas Mario Marín y Melquiades Morales. Fue dirigente del PRI poblano, diputado local y federal. Por sus venas corre sangre tricolor incluso desde la época de Manuel Bartlett como gobernador del estado, porque fue alcalde de la capital.

Este último dato podría ser marginal, pero en realidad hoy en día se le adjudican relaciones muy estrechas, no sólo con el actual director de la CFE, sino con el ex candidato a la gubernatura, Miguel Barbosa.

Eso permitió a Pacheco Pulido convertirse en el candidato idóneo, tras la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso.

Los morenistas de Puebla no lo ven mal; incluso, me dicen que la nominación es parte de un acuerdo que trabajó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, con el PRI, a cambio de que los legisladores priistas votaran por la Guardia Nacional.

Por el lado de Rodríguez Almeida también se conformó un bloque para impulsarlo como interino. El ex gobernador Tony Gali se erigió como el líder de ese grupo, al que se sumaron mandatarios panistas de otros estados, así como las dirigencias del PRD y MC en Puebla.

Dicho de esa manera, parecería que la disputa está pareja con Pacheco Pulido, pero la cosa cambia si nos atenemos a la representación en el Congreso local.

La alianza Morena, PRI, PVEM, PES y PT estaría sumando 27 votos contra los 14 de PAN, MC, PRD, Nueva Alianza y dos partidos locales.

En términos numéricos, Pacheco lleva la delantera y, de confirmarse su designación, ésta sería la primera derrota para los panistas de Puebla, tras la muerte de su líder moral: Rafael Moreno Valle.

Ayer, Tony Gali apareció con Max Cortázar. Otros dos hombres cercanos a Moreno Valle: Eukid Castañón y Luis Banck, se mantuvieron al margen.

Lo que falta ver también es si el PRI y Morena mantienen su alianza para la elección extraordinaria del 2 de junio.

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: La división en los pueblos es causa precisa de su desolación.

 

[email protected]

@alfredolez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

La mirada de Santiago Nieto