PRI-landia

Claudia Ruiz Massieu tiene síntomas de optimismo exacerbado, sin fundamento

Alejandro_Cacho
Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México

Marko Cortés no habita solo El País de las Maravillas. Su vecina de al lado habita una casa vetusta, como la panista, pero quizá más maltratada. Es una casa grande, que durante décadas fue tan popular y concurrida que parecía hacinada. Hoy luce abandonada, derruida.

La vecina que la habita es Claudia Ruiz Massieu, quien padece del mismo trastorno que el presidente del PAN. Sus síntomas son un optimismo exacerbado, sin fundamento, negación de la realidad y dificultad para sumar y restar. Es un padecimiento nuevo en la política mexicana conocido como SIPERDI (Síndrome del Partido En Ruinas y Debilitado Irreversiblemente).

El diagnóstico lo confirmaron los expertos tras los pésimos resultados electorales del domingo, porque a pesar de ellos, la señora Ruiz Massieu no los ve tan mal. Se da por satisfecha que el PRI no haya perdido el registro en Baja California, ni en Puebla. Hace apenas unos meses era prácticamente imposible imaginar que el Revolucionario Institucional podría perder el registro en cualquier estado.

No sólo eso. El PRI fue prácticamente borrado en Tamaulipas, estado que gobernó hasta hace un par de años. Ahí obtuvo cero, nada, ¡zapato! y podría estar en riesgo de perder el registro local en 2021. En Aguascalientes ganó apenas un distrito y algunas presidencias municipales, gracias a la operación del gobernador panista. En Aguascalientes, otro distrito. En Quintana Roo y Baja California fue apaleado como nunca antes.

Para Ruiz Massieu, una vez salvado el registro, lo importante es que se detuvo la caída de votos y el PRI ya tiene un ‘piso’ de donde comenzar a trabajar con miras a las elecciones de 2021, que pintan para ser la madre de las batallas en las urnas. Más intensa aún y definitoria que la presidencial del año pasado.

En Baja California, Quintana Roo y Tamaulipas, ese ‘piso’ es cero, nada. En Puebla, es un raquítico tercer lugar, aunque superamos el nivel de votación de las elecciones de 2018, en el resto de los estados tendremos representación en los Congresos. Pero esa representación es, en muchos casos, casi simbólica. Ruiz Massieu se ufana de que el PRI fue el único partido que fue solo, no en coalición, en los comicios de los seis estados.

Ver así los resultados para el PRI, es claramente demasiado optimista, no tener clara la realidad y pensar que restar equivale a sumar. Síntomas inequívocos del SIPERDI.

***

BON APPÉTIT: Alejandra Frausto, la secretaria de Cultura de la 4T, sigue al pie de la letra aquella recomendación de que calladita se ve más bonita. Tras la captura de Naasón Joaquín García, presidente de la iglesia La Luz del Mundo, acusado de 26 cargos de pornografía infantil y abuso sexual en Estados Unidos, muchas cejas levantadas voltearon a verla de reojo. Frausto no ha explicado satisfactoriamente por qué prestaron el Palacio de Bellas Artes para un homenaje al hoy preso, el pasado 15 de mayo.

[email protected]

@CACHOPERIODISTA

¿Te gustó este contenido?