PRI capitalino con Osorio Chong

El único personaje que tiene presencia es Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Aunque la clase política tricolor le haga el feo y prefiera tenerlo a distancia


Los trabajos de la Asamblea Nacional del PRI empezaron, el juego de fuerzas está centrado en quitar o no los candados para la elección de su candidato a la Presidencia, así que cada aspirante lleva sus canicas a las mesas de trabajo. Lo poco que hay en el tricolor capitalino está en la alineación del secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong.

Desde hace muchos años, para ser exactos desde 1997, el PRI en el Distrito Federal es una fuerza política marginal. Son prácticamente 20 años de abandono, en los que el único personaje que tiene presencia es Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Aunque la clase política tricolor le haga el feo y prefiera tenerlo a distancia.

El PRI capitalino vive un descuido total. Mariana Moguel, como su presidenta, no tiene ninguna influencia, su fuerza depende del poder que ejerce su madre, la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles. No hay actividad partidista ni en la sede local, ni en las delegacionales y ni en los distritos.

A diferencia de otros estados, la situación del priismo en la ciudad es crítica y personajes nacionales la sintetizan así: carece de estructura, de cuadros, tiene una dirigencia vencida y un partido fracturado.

A pesar de que la capital fue el trampolín para muchos políticos del tricolor, a casi nadie le interesa hacer trabajo aquí. Se puede decir que sólo Cuauhtémoc Gutiérrez cuenta con algo de estructura, tiene recursos y apoyos.

Por eso, en estos momentos de definición en el Revolucionario Institucional, lo poco o mucho que pueda aportar Gutiérrez de la Torre cuenta en las mesas de trabajo de la Asamblea Nacional. Lo que importa son los votos.

La relación de Gutiérrez de la Torre con Osorio Chong empezó hace seis años, en la campaña presidencial de Enrique Peña, cuando el hidalguense era Secretario de Organización en el Comité Ejecutivo Nacional. El vínculo se fortaleció al grado de que el secretario de Gobernación pudo enviar a su coordinador de asesores, Mauricio López, como presidente del PRI capitalino, para sustituirlo tras el escándalo de que operaba una red de prostitución desde la sede partidista.

El hijo del ¨Rey de la Basura¨se enfrentó y peleó por el control de la capital contra Beatriz Paredes y María de los Ángeles Moreno, hasta que lo arrebató. Mauricio López pertenece al grupo de ellas, pero no tuvo problemas y el Consejo Político del PRI-DF que controla Cuauhtémoc Gutiérrez lo eligió en junio de 2014, para encabezar las elecciones intermedias de 2015. Después Osorio Chong mandó a su ex asesor al Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) y Mariana Moguel que también venía de Gobernación se quedó con el cargo partidista, se supone que hasta 2016, pero esa fecha ya venció y no hay mucho interés de convocar a un proceso de renovación de la dirigencia.

Osorio sabe que cuenta con Gutiérrez y sus votos para mantener los candados cerrados.

 

Columna anterior: Constitución de la CDMX, exhibida por la Corte

¿Te gustó este contenido?