Presupuesto de egresos 2019, ¿cuál es el rumbo?

¿Cuál será nuestra vocación y fortaleza? Es claro que el asistencialismo va a empobrecer al país

Francisco Gárate Chapa / Articulista / Heraldo de México
Francisco Gárate Chapa / Articulista / Heraldo de México

Las leyes financieras y fiscales como lo son la Ley de Ingresos, el Presupuesto de Egresos, el Código Fiscal de la Federación, la Ley del Impuesto al Valor Agregado, la Ley del Impuesto Sobre la Renta, la Ley del Impuesto Especial Sobre Productos y Servicios, etc., tienen como propósito dotar al gobierno de los recursos económicos y orientar el gasto de acuerdo con los objetivos y propósitos de crecimiento y de desarrollo; recursos públicos que deben aplicarse, con tal orientación, que creen condiciones para generar riqueza, dotando para ello de infraestructura necesaria.

Del aprobado Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019 cabe, de una primera revisión, empezar a sacar algunas conclusiones:

—El presupuesto 2019 que asciende a 5 billones 838 mil 59 mdp tiene un incremento nominal prácticamente del 10.5% respecto del Presupuesto 2018 que fue de 5 billones 279, mil 667 mdp, el incremento real es pues, en los hechos, de 5.5%;

—Este acepta, artículo 2 del PEF 2019, que habrá un déficit presupuestario de casi 504 mil millones de pesos (medio billón), y obvia decirlo, este déficit presupuestario se cubrirá, de acuerdo a la Ley de Ingresos, que lo permite, con un endeudamiento por un monto similar. Esto contrasta severamente contra lo anunciado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien en su toma de protesta dijo que no se contrataría más deuda pública.

—En partidas como la del Ramo 23, los de Juntos Haremos Historia, al menos en esta ocasión, repiten los vicios y errores del pasado, ahora dicen que no habrá moches, pero este Ramo 23 sigue sin contar con reglas de operación y, por tanto, su ejercicio, discrecional; ahora además atropella el federalismo eliminando apoyos a estados por 21 mil mdp y los municipios 8 mil mdp.

—Al Poder Judicial y a organismos autónomos como INE, CNDH, etc., les aplican un injustificado recorte de 4,200 mdp.

—En el rubro educativo, junto a la derogación de la reforma educativa, en diversas partidas se aprecian reducciones alarmantes como en el Programa de subsidios y proyectos de inversión, que pasa de 84 mil millones en 2018 a 62 mil millones en 2019, junto con la eliminación de la partida de escuelas de excelencia o la reducción del 59% de los recursos de programas de formación y capacitación continua.

—Sin embargo, para los programas estrella de López Obrador, el apoyo a adultos mayores y ninis, en conjunto 143 mil mdp; en contraste para la creación de infraestructura, salvo su anacrónica refinería y su Tren Maya, hay un dramático descenso.

A más tardar para el 28 de febrero, el Presidente de México deberá remitir el Plan Nacional de Desarrollo a la Cámara de Diputados. La gran duda que me surge, ¿hacia dónde pretende orientar y llevar a México el lópezobradrismo? ¿Cuál se busca que sea nuestra vocación y fortaleza económica? Es claro que el asistencialismo propuesto lo que va a hacer es empobrecer al país; por el contrario, el trabajo, la inversión en infraestructura, la educación, la investigación y el desarrollo tecnológico es lo que genera riqueza y un verdadero y permanente bienestar. (Con la colaboración de Enrique Lepine).

 

Ex representante del PAN ante el INE

@pacogarate

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno, malo y feo

Bueno, malo y feo