Prendas básicas que no pueden faltar en tu clóset

Éstas piezas son las indispensables para salvarte de cualquier apuro de moda, ¿ya las tienes?


Little black dress: Un vestidito negro es un must en tu clóset, el corte ideal sería recto y de preferencia sobre la rodilla para que te quede ideal en cualquier ocasión. Puedes combinarlo con diferentes prendas y accesorios haciendo que se vuelva tu prenda favorita y que nadie note que lo repites. Te sacará de cualquier apuro cuando no encuentres qué ponerte para alguna ocasión.

Camisa blanca: Si, esa camisa que llevas al trabajo, luego a la comida con tus amigas ¡¡y la fiesta!! Una camisa blanca es tan versátil que se vuelve un lienzo en blanco ideal para combinar con todo tipo de prendas. De día con un pantalón o una falda lápiz, de tarde fajada dentro de una falda midi y de noche con unos leggings efecto piel o charol.

Chamarras de mezclilla: no podrás dejarla en casa, será el toque perfecto para rematar tus looks de una manera súper cool. El color ideal es el intermedio (ni muy clara ni muy oscura) que puedes llevar de día de tarde y de noche.

T-shirts: una blanca y una negra, puede ser con cuello circular o en V, dependiendo el escote que más te favorezca. Son lo máximo porque las puedes llevar con todo a cualquier hora del día. Agrega toques cool como maxi collars o mascadas para crear looks más arreglados.

Pantalón: un pantalón negro será perfecto desde para llevar a la junta de trabajo, a una entrevista o simplemente a un evento de tarde noche. Si tienen pinzas y son un poco holgados aún mejor.

Jeans: tienes que escogerlos a conciencia pues tú sabes el corte que más te favorece. Skinny, recto, corte bota, acampanados o pata de elefante, son los cortes más lindos y populares. Cualquiera que elijas será perfecto.

Leggings: unos leggings negros podrían hacer magia, pues además de combinar con todo y ser atemporales, pueden disimular el tamaño de tus piernas. Siempre debes escoger que el top o suéter llega abajo de la pompi, pues sino puede verse un poco corriente.

Saco: un saco negro te sacará de la duda a la hora de decidir con qué cubrirte a cualquier hora del día. Puedes agregar un pin para que se vea aún más cool y llamativo.

Trench coat: te recomiendo que sea el básico que es color camel, pues es muy elegante y nunca pasará de moda. Es la prenda ideal para el frío y la época de lluvia. Si eres más atrevida puedes encontrarlos incluso con prints.

Chamarra de piel: una prenda clave, que debe ser muy cómoda y con un corte lindo, hay diseños divinos incluso una con aplicaciones muy coquetas. La negra nunca falla.

Ya tienes tu lista de básicos, te recomiendo que inviertas un poco más en estas prendas y busques que sean de la mejor calidad. Si escoges bien te pueden durar ¡toda la vida!

Columna anterior: Trench coat, la prenda de la temporada 

¿Te gustó este contenido?