¿Por qué Mireles debe ser despedido?

Donde asesinan a diario a 9 mujeres, violan a una cada 4 horas y 6 de cada 10 son violentadas, pedir perdón no alcanza

Manuel López San Martín / Definiciones / Heraldo de México
Manuel López San Martín / Definiciones / Heraldo de México

Las disculpas son necesarias, pero no suficientes. En un país donde asesinan todos los días a 9 mujeres, violan a una cada cuatro horas y seis de cada 10 han sido violentadas en algún momento de su vida, pedir perdón no alcanza. Es ineludible, pero no basta.

Tomar cursos para sensibilizarse contra la violencia de género ayuda a salir de la ignorancia —si se va a ellos con voluntad y no forzado para mantener una chamba—, pero no remedia errores. Ayuda para sacudirse el machismo, pero no para mantenerse en el cargo.

José Manuel Mireles, exlíder de las autodefensas en Michoacán y actual subdelegado del ISSSTE en el estado quedó retratado como misógino no una, dos veces públicamente en un par de semanas.

Llamó pirujas y nalguitas a las mujeres frente a personal médico de la institución. En un país machista, hay quienes tomaron con ligereza esas palabras y hasta sonrieron. Para el funcionario no hubo sanción, tampoco un llamado a cuentas. Le sugirieron reflexionar, pedir una disculpa y sensibilizarse. Ahí paró todo.

•••

En un país donde matan mujeres, el lenguaje importa. A las mujeres se les violenta, también con las palabras. Así comienzan, las agresiones. Y de las palabras, a las acciones, hay solo un paso. De dichos a hechos, la distancia es corta. De la violencia verbal a la física la línea es delgada.

El presidente López Obrador defendió dos días al hilo, jueves y viernes pasados, en la mañanera, a Mireles, y justificó que todos cometen errores.

Yo soy partidario de la readaptación, el perdón, no creo que los seres humanos no cometamos errores, no somos perfectos, tienen que ver con la naturaleza, con el creador, lo importante es no mantenernos en el error, rectificar, no caer en la autocomplacencia, ser humildes, afirmó.

Dijo que, a menos que exista un procedimiento disciplinario, él no pedirá su renuncia, pues ya se disculpó.

Mencionó, además, que habló con él de manera respetuosa y, a sugerencia suya, Mireles se dijo dispuesto a recibir información sobre cómo todos debemos respetar a las mujeres y hacer a un lado el machismo.

Bien que el Presidente crea en el perdón y que le acerque a Mireles información para sensibilizarse. Mal que no haya mayor consecuencia.

El subdelegado del ISSSTE cumplió el requisito de tomar un taller y se quedará en su cargo. Pero sus palabras no se borrarán, sino que el mensaje que se envía es terrible en un contexto de violencia y agresiones contra las mujer

•••

La discriminación se castiga, no se solapa desde el poder. Ojalá el exlíder de autodefensas reconozca su falla y se sensibilice. Ojalá que se sacuda el machismo que va cargando. Pero el mensaje va más allá de Mireles, y por eso la sanción debe ser ejemplar. Mantenerlo, es minimizar la violencia de género. Removerlo, por el contrario, sería una poderosa señal de que, desde el gobierno se está dispuesto a ir a fondo en contra de la violencia hacia las mujeres.

¿Te gustó este contenido?