Por qué a AMLO le gusta Claudia

Las posibilidades de Sheinbaum se acrecentaron luego de ver cómo crecieron las candidaturas –de tipo quasi ciudadano- de Cuitláhuac y Delfina.


Obviamente, van por delante las prendas intelectuales y profesionales de Claudia Sheinbaum.

Pero más allá de eso, en el terreno político, ¿por qué López Obrador preferiría a la delegada en Tlalpan sobre un político tan completo como Ricardo Monreal para competir por el gobierno de la Ciudad de México?

Según comentan cercanos al tabasqueño, la razón habría que buscarla en lo que aconteció en las elecciones de Veracruz y el Estado de México, en el experimento que puso en práctica Andrés Manuel con los candidatos de Morena.

Comenzó el año pasado con Cuitláhuac … un veracruzano que no parecía traer gran cosa en faltriquera, sin ser una figura política importante en su estado, pero que poco a poco comenzó a subir en las encuestas, al punto de figurar como finalista importante en la contienda.

Según la lectura que hizo el equipo de AMLO entonces sobre los buenos resultados obtenidos en Veracruz, se resumió en una fórmula: Morena (con el rostro de López Obrador) + candidato limpio, de corte ciudadano y sin negativos importantes.
Buscaron repetir el experimento en el Estado de México. Ahí se hallaron con una figura femenina, Delfina Gómez; poco conocida en el estado pero con una imagen de honestidad y empatía con buena parte de la ciudadanía.

Fue igualmente una sorpresa la manera en que la maestra subió en las encuestas, al grado de tirar en la lona a la favorita, la panista Josefina Vázquez Mota, y de haberle dado a Morena el triunfo sobre el PRI en número de votos, aunque terminó perdiendo ante Alfredo Del Mazo gracias a la alianza priista con el Verde y Nueva Alianza.

Pero el hecho es que la receta volvió a funcionar: Morena + una figura de corte ciudadano, no muy conocida necesariamente y pocos negativos.

Serían tales antecedentes –por lo que nos cuentan- los que harían reconsiderar al Peje su apuesta inicial por Monreal y a quien le habría dejado ver en su momento la posibilidad de convertirse en el elegido para contender –y gobernar- la Ciudad de México.

Otra consideración abonaría a la inclinación del exjefe de Andrés Manuel por Claudia: Que en el zacatecano ve posibilidades de ubicarlo en otras posiciones importantes si llegara a ganar la Presidencia de la República (la Secretaría de Gobernación parecería cantada para él o el liderazgo de la bancada de Morena en el Senado).

Visto así, la apuesta en la CDMX tendría sentido con la nueva fórmula: Morena+ candidata de corte ciudadano, respetada, con pocos negativos y fuertes posibilidades de crecimiento. Es decir, Sheinbaum.

¿Será ella la candidata de Morena? Eso aseguran algunos, aunque Monreal luchará hasta el último instante.

Pero por ahora, sólo queda esperar. El próximo jueves, se supone, se sabrá oficialmente quién será quien lleve la bandera de Morena en la CDMX.

-0-

Gemas: Obsequio de Manlio Fabio Beltrones al diario español El País: Si el candidato que resuelva el PRI es de carácter conservador, no laico y gira a la derecha, el PRI perderá su esencia.

marthamercedesa@gmail.com

Columna anterior: Huachicoleros en agenda

¿Te gustó este contenido?