Plan de vivienda en noviembre y bajas expectativas, consultas obligadas e interés social contraído

Más impuestos de SHCP a intereses, golpe también a pequeño ahorrador y a fondos de inversión; rechaza Mondelez malos pagos en NL; GAP asume Aeropuerto de Kingston

Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México
Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México

EN EL CONTEXTO de una economía que prácticamente no camina, la construcción muestra un desempeño para el olvido con una caída del 4.3% en el lapso enero-agosto, esto según las cifras que el viernes dio a conocer el INEGI de Julio Santaella con respecto al sector industrial.

Le comentaba del desconsuelo que hay en la Cámara de la Construcción (CMIC) que preside Eduardo Ramírez Leal con respecto al entorno. Ciertamente hay esperanzas con respecto al Plan Nacional de Infraestructura (2020-2024) que prepara el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, la falta de recursos públicos se visualiza como un obstáculo para que las inversiones previstas fluyan.

Un componente de este rubro que tampoco atraviesa su mejor momento es el de la vivienda. A la fecha las principales desarrolladoras traen números a la baja en su desempeño.

Si bien el segmento medio y residencial ha amortiguado, la vivienda de interés social está totalmente contraída.


EDUARDO RAMÍREZ LEAL. Hay desconsuelo
en la Cámara de la Construcción por el entorno. Foto: Especial

También en CANADEVI que preside Gonzalo Méndez Dávalos los ánimos están a la baja e igual están a la espera del Plan Nacional de la Vivienda, que se espera para noviembre.

Ya se han realizado varias mesas de trabajo con la SEDATU a cargo de Román Meyer. La industria ha formulado propuestas que no necesariamente cristalizarán.

Ya de entrada en el PEP 2020 nuevamente se ignoró a la vivienda con la tradicional partida de subsidios para interés social.

Según esto el INFONAVIT a cargo de Carlos Martínez apoyaría a ese segmento, pero hasta ahora no ha logrado amortiguar el golpe recibido en lo que va del año.

Obviamente hay importantes inventarios en el contexto de un rubro, menos dinámico, con menos capacidad para generar empleos y costos que han evolucionado por encima de la inflación.

Curiosamente la problemática más difícil se da donde hay más necesidades, por ejemplo el sureste y otras entidades como Veracruz, Michoacán, Hidalgo y Puebla.

Por fortuna el segmento medio residencial se ha comportado mejor. De ahí que el reporte crediticio de los miembros de la ABM que preside Luis Niño de Rivera sea aceptable, más por créditos mayores que por el número de operaciones.

Y ahí también hay mejores y peores entidades. En la CDMX la actividad se ha caído, en contraste con NL, Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Yucatán que mantienen mejor situación.

En términos generales la inversión en la vivienda también se ha contraído y difícilmente se llegará a las 508 mil unidades que se colocaron en 2018.

Esto significa que se volverá a caer por segundo año la colocación del INFONAVIT y FOVISSSTE a cargo de Agustín Rodríguez para nuevas casas.

Otro tema que no gustó a la industria fue la salida del subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Armando Rosales, que había mostrado una alta receptividad a las necesidades de la IP. Fue sustituido por Carmina Arvizu con quien se volvió a empezar.

Entre los aspectos que van a dificultar el accionar de la edificación está la obligación de consultar con ejidatarios, comuneros o colonos para cada proyecto.

Es probable que esas gestiones, que no se contemplan en la ley, amplíen los plazos para los proyectos, amén de encarecerlos. De ahí las limitadas expectativas al plan por venir.

Sirva señalar que la vivienda de interés social aún constituye un 45% de lo que se construye, y obviamente se enfoque a cubrir las muchas necesidades que hay en el segmento de los que menos tienen.

***

AUNQUE EN NINGUNO de los temas fiscales que incomodan a la IP hay decisiones tomadas por parte del gobierno, las gestiones del CCE de Carlos Salazar parecen prometer ciertos ajustes que están por verse. Entre los asuntos cuestionables está el aumento a la carga impositiva a las inversiones financieras de 1.04% a 1.45%. En ese terreno además del CCE, han cabildeado la ABM de Luis Niño de Rivera y AMIB de José Méndez Fabre. El asunto que respondería a una actualización, va a contracorriente del esfuerzo por incentivar el ahorro y golpea también al pequeño ahorrador. Una propuesta en la mesa es el aplicar una deducción automática a las cuentas por debajo de 400 mil pesos. También se busca diferenciar a los inversionistas en fondos de inversión que se verán castigados. Tampoco hay aún una respuesta concreta de la SHCP de Arturo Herrera.

***

Y MÁS ALLÁ de los cuestionamientos que hay en contra de Mondelez por lo bajos salarios que se pagan en su planta en NL, dicha firma que comanda aquí Oriol Bonaclocha puntualizó que de acuerdo con el último análisis de la consultora de recursos humanos Mercer, las percepciones que otorga esa multinacional estadounidense a sus obreros son sumamente competitivas, 29% por encima del mercado. Obviamente se puntualiza que sus salarios están por arriba de un dólar por hora. De hecho se hace ver que los indicadores de satisfacción laboral en su planta de Salinas son altos. Mondelez quedó inmersa en los forcejeos que hay entre demócratas y el gobierno de Donald Trump para la ratificación del T-MEC por parte de EU.

***

EL GRUPO AEROPORTUARIO del Pacífico (GAP) que preside Laura Diez Barroso y que lleva Raúl Revuelta, ya asumió el control del Aeropuerto de Kingston. GAP va a pagar un derecho de concesión del 62% sobre los ingresos aeronáuticos y comerciales. Esa terminal atendió 1.7 millones de pasajeros en 2018. Fue apenas en febrero cuando GAP ganó una licitación ex profeso para un contrato a 25 años.

 

 

 

 

POR ALBERTO AGUILAR 

[email protected] 

@AGUILAR_DD

eadp

¿Te gustó este contenido?