Pirómanos/ bomberos

Este modo de manipular ha sido muy efectivo y la mayoría de la población sigue comprando el cuento

Gustavo Madero / Articulista invitado/  El Heraldo de México
Gustavo Madero / Articulista invitado/ El Heraldo de México

En la pasada discusión de la Ley de Ingresos de la Federación 2020 se aprobó el mayor monto de recursos de la historia para un gobierno: 6 billones 107 mil 732 millones de pesos. Un proceso legislativo fast-track, presionado por los tiempos del gobierno federal, se votó en una jornada maratónica que finalizó a las 5:30 am del pasado viernes 25 de octubre, con 51 votos a favor, 17 en contra y seis abstenciones.

Un Paquete Económico caracterizado por el impulso fiscalizador y visión recaudatoria para cuidar la carátula y el superávit primario, aunque sea sólo para la foto; pero ayuno de toda visión estratégica que permita cerrar brechas y rezagos en materia de inversión, educación, innovación y combate a la desigualdad.

Dos intervenciones de senadoras destacaron por su aguda crítica. Minerva Hernández, del PAN, quien denunció que México no necesita, de este gobierno, medidas de austeridad ni políticas fiscales abusivas y arbitrarias, lo que necesitamos es que apliquen la política económica que tanto reclamaron cuando buscaban ser gobierno: un desarrollo económico justo y para todos.

Por otro lado, la senadora Claudia Anaya, del PRI, le puso el cascabel al gato con su ingeniosa intervención: estamos ante la ya muy conocida y recurrente historia del ‘bombero/piromaniaco’, esta estrategia ya se ha repetido en ocasiones, se genera un problema con la cuarta transformación, que la cuarta transformación resuelve.

Nada pinta mejor que esa expresión al gobierno de López Obrador y a Morena: por incapacidad, falta de planeación e improvisación generan problemas e incendios que luego presumen apagar.

Desde los 137 muertos de Tlahuelilpan el 18 de enero de este año, tragedia convertida en victoria, aparece el síndrome del pirómano/bombero. En mayo, Donald Trump amenaza al gobierno con imponer aranceles de al menos 5% a todas las importaciones mexicanas a EU hasta que controle el cruce de migrantes. Sin ningún empacho, AMLO presume que salvó la economía nacional al lograr un acuerdo (o cedió a un amago unilateral del vecino); reaparece el síndrome dado que todo esto lo originó el propio Andrés Manuel con su pretendida política migratoria de puertas abiertas.

El pirómano/bombero reaparece en Culiacán cuando el presidente se ostentó como el humanista-salvador de vidas y no como quien las puso en riesgo desde un principio, al no planear adecuadamente el operativo.

Este síntoma se volvió a manifestar con la bancada de diputados de Morena en la Ley de Ingresos con la inclusión de último momento del cobro de derechos al agua de riego agrícola y la regularización de los autos chocolate, entre otras pifias; y la bancada de senadores de Morena se ostenta como la salvadora y se cuelga medallas de batallas que ellos mismos provocaron.

Este modo de manipular los hechos ha sido muy efectivo y la mayoría de la población sigue comprando el cuento. La pregunta que nos queda es simplemente si en algún momento todos abriremos los ojos, para reconocer que el rey, anda desnudo.

POR GUSTAVO MADERO
SENADOR DEL PAN
@GUSTAVOMADERO



lctl

¿Te gustó este contenido?