PGR, en la antesala de firmar acuerdo por el caso Odebrecht

El 1 de junio concluirá el plazo formal para que las autoridades brasileñas aporten voluntariamente los nombres de los involucrados en el caso de corrupción


El caso de Odebrecht en México tendrá días decisivos esta semana que arranca y la que sigue, ya que el 1 de junio concluirá el plazo formal para que las autoridades brasileñas aporten voluntariamente los nombres de los personajes involucrados en el caso de corrupción. Justo la semana pasada, el mismo Marcelo Odebrecht se presentó a declarar ante las autoridades brasileñas, en donde mencionó casos específicos de América Latina, como nuestro país.

Ante tales hechos, la PGR de Raúl Cervantes, estaría en la antesala de firmar un acuerdo de colaboración con las autoridades que llevan la investigación de Lava Jato y con Odebrecht México, con el fin de poder contar con las pruebas necesarias para enjuiciar a los ex funcionarios mexicanos involucrados, al tiempo de sancionar a la constructora.

Como le hemos informado, de acuerdo con el Departamento de Justicia de EU, Odebrecht corrompió con cientos de millones de dólares a funcionarios extranjeros para asegurar ventajas e influencia, para mantener sus negocios y ganancias. A México llegaron 10.5 millones de dólares de sobornos. Los nombres que han saltado durante la investigación son los de Miguel Tame Domínguez, ex director de Pemex Refinación, quien es investigado por el Ministerio Público Federal. Y el ex director de Pemex, Emilio Lozoya.

Y justo aquí, vale la pena saber que si los países involucrados no llegan a un acuerdo previo, no habrá forma de conocer las pruebas y los culpables en los casos de soborno, tal como lo expresó Orlando Martello. Seguirá el misterio.

El procurador regional de Brasil, Orlando Martello, integrante del equipo Lava Jato estuvo en el interrogatorio que le hizo la comitiva de fiscales peruanos a Marcelo Odebrecht en la sede de la Policía Federal de Curitiba el pasado 15 de junio, recuerda el diario El Comercio.

En exclusiva con el diario peruano, Martello dijo que Marcelo Odebrecht aceptó ser interrogado voluntariamente. Sí, voluntariamente porque a cambio quería una protección para hablar porque ninguna persona va a declarar si al otro día va a ser procesada. Tiene que tener una garantía de que no va a ser procesado, dijo el procurador.

Y en la charla con El Comercio, deja clara la condicionante de información, cuando le dicen a Martello que existe mucha expectativa sobre lo que va a ocurrir el 1 de junio, fecha en que se supone las autoridades de otras naciones tendrán acceso a todas las declaraciones de Marcelo.

¿Es así?, le pregunta El Comercio.

No necesariamente, responde el procurador regional de Brasil. El 1 de junio estamos autorizados a hacer comunicaciones voluntarias o responder pedidos de cooperaciones, pero para obtener las pruebas es necesario que los países se comprometan a no procesar a los colaboradores brasileños y las empresas Odebrecht y su filial Braskem. Entonces no es automático, pero siempre las autoridades extranjeras tienen que aceptar nuestro acuerdo de colaboración con los detenidos.

El mensaje es claro.

Insiste el diario: —¿Entonces el 1 de junio la fiscalía peruana no va a recibir toda la información de Brasil?

Responde el brasileño: Puede tener todo de una vez, pero se tiene que comprometer a respetar nuestro acuerdo. Se tiene que comprometer a no procesar a nuestros colaboradores y a sus empresas involucradas.

Traducción, si tocan a los empresarios, no habrá información, ni funcionarios sancionados.

Columna anterior: Cómo matar a 20 personas con un cerillo

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro