Chantaje de Trump a AMLO

El acuerdo de la ONU, ayer en NY, obligaría al gobierno de López Obradora respetar el combate a las drogas

Raymundo Sánchez  / Periscopio / Heraldo de México
Raymundo Sánchez / Periscopio / Heraldo de México

Entre dos espadas está el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en la relación que su gobierno llevará con Estados Unidos: por un lado, él no quiere pleitos con el presidente Donald Trump, ni siquiera por el tema del muro; y por otro, el magnate emprende acciones para maniatar al mexicano, aún antes de tomar protesta.

Por ejemplo, ayer: al iniciar la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas, Trump, junto con el secretario general de la ONU, António Guterres, convocaron a los países miembros a adoptar el Llamado Global a la Acción sobre el Problema Mundial de las Drogas, que al final firmaron 130 países, incluido el nuestro, vía el canciller Luis Videgaray. ¿Qué incluye este acuerdo? Que las naciones que la adoptaron, México incluido, se comprometen a mantener el combate contra las drogas.

¿Qué tiene qué ver en eso López Obrador? Que su futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha priorizado la legalización de la mariguana y la amapola, y el designado representante de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, tiene la encomienda de cabildear ante el organismo internacional para eliminar las trabas internacionales que lo impiden.

Lo de ayer en la sede de Naciones Unidas en Nueva York obligaría al gobierno de López Obrador a respetar el acuerdo del combate a las drogas.

Mientras eso ocurría en la ONU, aquí la Comisión Global de Política de Drogas, de la que son miembros el expresidente Ernesto Zedillo y otros ex mandatarios de todos los continentes, presentó un informe, en el que concluye que el prohibicionismo ni resuelve los problemas de salud relacionados con el consumo de estupefacientes, y en cambio sí es causante de violaciones a los derechos humanos.

Zedillo incluso confesó: Lo que hemos hecho durante ya casi un siglo está mal. La prohibición está mal, la prohibición está causando mucho daño. Hemos seguido políticas equivocadas, y nótese que digo hemos.

Su recomendación es, precisamente lo que buscan Sánchez Cordero y de la Fuente: la legalización. Ahí está el dilema de López Obrador y su gobierno:

Meter reversa a la principal oferta de su secretaria de Gobernación y ceder ante el chantaje de Trump, quien por cierto en su país ha dejado florecer la legalización que deja ganancias de nueve mil millones de dólares a empresarios de la mariguana y mil millones de dólares en impuestos…

O mantener, con firmeza, su línea progresista y acabar de una vez, legalizando, con las atrocidades causadas en México por la política prohibicionista.

 

EN EL VISOR: Cuatro años se cumplen mañana de la desaparición de 43 jóvenes en Iguala. López Obrador se reunirá con los padres de las víctimas, usados durante todo este tiempo para hacer política, por lo que el Presidente electo está obligado a renovar la fe de estas personas en las indagatorias y en las instituciones.

[email protected]

@R_SANCHEZP

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo