Péndulo disruptivo, Netflix bajo asedio

Empresas como Uber, Airbnb o Netflix estarán pagando impuestos en México en una cantidad proporcional a sus ingresos

Hugo González /  El Heraldo de México
Hugo González / El Heraldo de México

Por lo menos desde hace cinco o seis años, he estado duro y dale con una discusión que desde entonces se ha dado en Europa y que en México apenas estamos esbozando: la regulación del ecosistema digital.

Llevo mucho tiempo convencido de que se debe cuidar a las telecomunicaciones de los huevos de oro, y evitar que las empresas del mundo digital como Google, Facebook, Apple o Netflix se queden como los prósperos vampiros chupasangre que exprimen las redes con todos los beneficios y con pocas o ningunas obligaciones. Mismos servicios, mismas reglas.

Pero parece que llego el turno de las firmas digitales, no sólo a las que ofrecen servicios OTT (Over The Top) de video, sino también a empresas disruptivas que (como en el caso de los gasolineros) han abusado con sus utilidades.

No dudo que pronto empresas como Uber, Airbnb o Netflix estarán pagando sus impuestos en México en una cantidad proporcional a sus ingresos, con lo cual estarían contribuyendo al mejoramiento del transporte público (aunque ya sucede), a la promoción turística y al desarrollo de infraestructura de telecomunicaciones en el país.

Sin embargo, toda esta tendencia regulatoria que ya se ve en Europa sólo es un efecto de los vaivenes del péndulo disruptivo que se materializa también con el cobro de impuestos a las firmas digitales, la aplicación de reglas a la protección de derechos de autor y la consolidación de productoras de contenidos. Una evidencia de ese péndulo disruptivo es Netflix, empresa que después de cimbrar el mercado de distribución de contenidos camina hacia la producción y exhibición de los mismos, pero para encontrarse de frente con Disney, la cual ha pasado de ser un simple productor de contenidos para convertirse una de las mayores plataformas digitales distribuidora de contenidos vía streaming. Está claro que por la vía regulatoria y por la vía competitiva, Netflix está bajo asedio; pero sospecho que no será la única pues veo que las empresas digitales encontrarán un freno y sobre todo, pagarán los impuestos acordes con sus ingresos.

PERICOS

Otro ejemplo de ese péndulo disruptivo es la chamba que grandes corporativos están haciendo para relanzar al beisbol en México como el caso de la empresa desarrolladora de infraestructura Mota-Engil México con los Pericos de Puebla, que bajo el mando de José Miguel Bejos están poniendo chulo el estadio Hermanos Serdán con lo cual se ofrece una grata y familiar experiencia a todos los amantes del rey de los deportes.

MERENGUES

También para los pamboleros hay buenas nuevas, pues el operador de cable Izzi anunció que ya está disponible en su sistema para todos los usuarios, el canal Real Madrid TV con lo cual los aficionados merengues pueden seguir todas las actividades y emociones que se viven en torno del club español y los equipos filiales del Real Madrid.

Por  HUGO GONZÁLEZ

@HUGOGONZALEZ1

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónWilbert Torre / Serendipia / Heraldo de México

En seguridad, tarde y atrás