#PemexChallenge

Pemex pasará de 162 a 506 perforaciones de pozos exploratorios

Carlos_Mota
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

El plan para potenciar a Pemex que presentó ayer su director, Octavio Romero, tiene cinco aristas que vale la pena destacar.

Veamos: Primera.- Parte del diagnóstico correcto: Pemex sí logró producir más de 2.5 millones de barriles al día y ahora tiene capacidad instalada ociosa. La gráfica que mostró ayer Romero evidencia el valor productivo que tuvo Cantarell y el potencial de Ku Maloob Zap y apunta que, en el pasado, eso sí fue posible.

Segunda.- Habrá una reorientación de la inversión en exploración y producción hacia aguas someras. De acuerdo con Romero, del dinero anual que Pemex invertía 49 por ciento, en promedio, se fue a aguas profundas, descuidando el potencial de los campos terrestres y de las de aguas someras.

Tercera.- Pemex pasará de 162 a 506 perforaciones de pozos exploratorios y de desarrollo, concentrándose notoriamente en campos de aguas someras y terrestres. El director dijo que en 2018 se invirtieron 113 mil millones de pesos, pero no especificó el monto que se dedicará en 2019 a estas inversiones.

Cuarta.- El gobierno hará invitaciones directas a consorcios de empresas para la nueva refinería de Dos Bocas y para los 16 campos nuevos de aguas someras, los ductos, las interconexiones, y la construcción de cuatro nuevos campos terrestres, así como para la perforación de 116 pozos. Este modelo, distinto a las licitaciones abiertas, le representa ahorros por 15 mil 600 millones de pesos, comparado con el gasto de inversión de 2018.

Quinta.- El presidente López Obrador reiteró que la Secretaría de Hacienda está instruida para dar trato especial a Pemex, incluso reduciéndole la carga fiscal si es necesario. El presidente lanzó ayer el desafío de competir en buena lid con las empresas privadas que ganaron contratos en el sexenio pasado. Dijo que en este sexenio se probará quién lo hace mejor y más eficientemente, si las empresas privadas o Pemex. Inauguró así su #PemexChallenge.

El problema de este reto es que las empresas privadas tienen un hándicap, porque el gobierno, además de controlar a Pemex, también controla la normatividad, los organismos reguladores, la distribución, la venta al detalle; tiene el monopolio de la seguridad pública, amplia influencia sobre el discurso público en la materia y enorme impacto en las decisiones del Poder Judicial. Y las otras no: sólo son empresas privadas.

El #PemexChallenge es lanzado por el equipo de fútbol que además es dueño del estadio, controla la transmisión del partido en TV, vende los boletos, supervisa al árbitro, preside la federación y puede vetar la membresía para nuevos equipos. ¿Quién ganará?

KIO NETWORKS

La empresa que encabeza Sergio Rosengaus prepara para mayo un evento de la mayor magnitud para comprender el futuro de la humanidad con la llegada de la Inteligencia Artificial. Indispensable.

[email protected]

@soycarlosmota

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Un aplauso inesperado y el que no llegó