Pecado de omisión

La Iglesia Católica mexicana ha vivido las peores dos décadas en su historia. Norberto Rivera pecó por omiso y tibio y nada hizo por recomponerlo

Pecado de omisión

Al inicio de toda celebración eucarística, los católicos hacemos un acto de contrición en donde decimos que hemos pecado mucho de pensamiento, palabra, obra u omisión. Las tres primeras acciones nos quedan muy claras, pero en la cuarta, la omisión, no somos muy conscientes. Así le pasó a Norberto Rivera Carrera ex Arzobispo Primado de México. En sus 22 años como sucesor de Fray Juan de Zumárraga su peor pecado fue la omisión.

En entrevista radiofónica, el Dr. Jorge Traslosheros, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México y especialista en religiones fue contundente: Norberto Rivera no hizo su trabajo pastoral y descuidó profundamente a la Iglesia Católica de México, dijo que no tenía la vocación para esta tarea lo que resultó en un naufragio pastoral. Lo responsabilizó del alejamiento de miles de feligreses en los últimos años en lo que significó una de las peores crisis de imagen que tiene la institución religiosa en México por la falta de atención.

Aseguró que la gente se alejó de la iglesia católica por la tibieza de Rivera Carrera, por su falta de compromiso. No le sorprendieron las opiniones de nuestra cuenta de Twitter que mostraron una ácida crítica al desempeño de Rivera Carrera como Arzobispo Primado de México. Hay un antes y un después con la llegada de Carlos Aguiar Retes, a quien calificó como un pastor todo terreno y a toda prueba, destacó su capacidad de diálogo y un trato educado y atento para las personas que se le acercan, en contraste de lo que ocurría con su antecesor.

Traslosheros aseguró que el nuevo Arzobispo Primado de México ha hecho el llamado al diálogo entre todas las partes ya que consideró que, si le va bien a la iglesia, que es sociedad, le va bien a México. El especialista en religiones dijo que Aguiar Retes es un constructor de puentes de comunicación y entendimiento, no tiene miedo de hablar con la clase política de manera abierta, lo calificó como un actor y líder fundamental de la sociedad civil y confió en que será un factor de estabilidad rumbo al proceso electoral de este año 2018.

La Iglesia Católica mexicana ha vivido las peores dos décadas en su historia. Norberto Rivera pecó por omiso y tibio y nada hizo por recomponerlo; ese tiempo ya terminó. Ahora con Carlos Aguiar Retes y su profunda cercanía con el Papa Francisco, escucharemos el llamado de la reconciliación, la unidad y la justicia. Ahora a nosotros nos tocará hacer nuestra parte.

Corazón que sí siente

A Ricardo Monreal le creció el enano en su circo de la Cuauhtémoc. Dicen que Pedro Pablo de Antuñano, acusado de usar recursos de procedencia ilícita y luego exonerado, sufrió fuego amigo por ser un peligro para las aspiraciones morenistas en la delegación. Hoy es el independiente más fuerte para la alcaldía ya que le arrebato a Morena 20 mil votos. Hasta Monreal durmió con el enemigo.

¿Te gustó este contenido?