¿Pacto con grupos criminales?

El diálogo no es con “cárteles de la droga” ni con “bandas delictivas”. ¿Con quiénes sí?

Manuel López San Martín / Opinión El Heraldo / Columna Definiciones
Manuel López San Martín / Opinión El Heraldo / Columna Definiciones

Estamos dialogando ahorita con muchos grupos y han manifestado ya, que no quieren seguir en esta violencia, que ellos quieren deponer las armas y caminar hacia la paz, declaró ayer la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

¿Cuáles grupos? varios grupos, no puedo especificarte en estos momentos, pero son varios grupos de diversos estados de la República; ellos quieren caminar hacia la pacificación del país, porque ya están cansados de la violencia, señaló.

Las interpretaciones no esperaron. El gobierno pacta con criminales, el gobierno dialoga con grupos delictivos, el gobierno ofrece tregua al crimen organizado

¿Quiénes encabezan el diálogo? ¿Con quiénes se dialoga? ¿Se pactará algo? ¿Qué? ¿A cambio de qué? Como en otras tantas ocasiones, cada quien leyó lo que quiso. ¿Cuál es la realidad? En julio de 2018, cuando aún no comenzaba el gobierno de López Obrador, Sánchez Cordero habló de la ruta para pacificar al país. Hay claves para descifrarla.

Carta abierta, lo que sea necesario para pacificar este país, dijo. El gobierno federal, a través de la secretaría de Gobernación, sí se encuentra en un diálogo con organizaciones sociales y campesinas, particularmente en la montaña de Guerrero y Michoacán, en el estado de Hidalgo y en Tamaulipas –donde el gobierno estatal decidió no acompañar la estrategia-. El diálogo no es con cárteles de la droga ni bandas delictivas. ¿Con quién sí es? Con campesinos armados que no se dedican a secuestrar ni extorsionar. Sembraban cosas ilegales –marihuana y amapola-, sí. Lo hacían presionados por grupos criminales y porque no había mercado para otra cosa. Eso los volvió blanco de extorsiones y otros delitos.

***

La ruta del desarme, la pacificación y el diálogo con grupos que quieren deponer las armas y caminar hacia la paz comenzará hoy a visibilizarse.

El video de pobladores desarmando y humillando a militares en La Huacana, a finales de mayo, fue el detonante de la última parte de la estrategia. El subsecretario de Gobierno, Ricardo Peralta construyó, de la mano de organizaciones y liderazgos locales, la ruta. En un mes, desde el 20 de julio, cuando se reunió con 25 mil personas, se armó un camino que incorporó a empresas y pobladores.

Hoy se pondrá la primera piedra de industria privada transnacional en La Huacana. La iniciativa privada pondrá el dinero, los pobladores los terrenos. Se tejió una alianza entre pobladores e industria de la exportación. Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación en México invertirá en cooperativas, donde los campesinos serán accionistas, y los productos que produzcan se venderán en Japón. De eso iría el diálogo del que habló Sánchez Cordero.

No son acuerdos con cárteles de la droga ni negociaciones con grupos criminales. Se trataría de sensibilizar, no estigmatizar, reconocer la enorme crisis de violencia y pacificar, de una vez por todas, al país. Ojalá resulte.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN 

[email protected] 

@MLOPEZSANMARTIN

edp

¿Te gustó este contenido?