Otros pleitos detrás de la Guardia Nacional

Las razones de la oposición para votar la Guardia en los términos que desea AMLO, van más allá de la iniciativa misma

Martha_Anaya_
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

En varias canchas se dirime en estos momentos el tema de la Guardia Nacional:

-En el Senado, ciertamente, en cuyo Pleno los legisladores habrán de votar la minuta que salga de las Comisiones.

Ahí mismo, en salas, oficinas y pasillos del Senado, las discusiones entre las distintas bancadas –aliados de Morena vs. opositores- y aún entre los propios legisladores; además de quienes acuden a cabildear con ellos o a presionarlos de un modo o de otro.

-En la Secretaría de Gobernación, donde su titular invita a los gobernadores para convencerlos de apoyar la propuesta del gobierno federal en los términos que lo desea el Presidente de la República.

Los priistas acudieron ayer al llamado (sólo la sonorense Claudia Pavlovich no figura en la foto). Los 11 mandatarios presentes apoyaron la Guardia Nacional en los términos sugeridos por el gobierno federal.

Los panistas, como relató el periodista Salvador García Soto en su columna Serpientes y Escaleras (El Universal), dejaron plantados a Olga Sánchez Cordero, a los secretarios de Defensa, Marina y Seguridad.

-En Palacio Nacional, desde donde el propio Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que se apruebe la ley. En sus términos. Y no como se hizo en la Cámara de Diputados.

Más allá de las distintas canchas, vale la pena enumerar algunos de los pleitos que se dirimen tras bambalinas, o que están incidiendo de alguna manera en las posiciones que están tomando los senadores:

-La necesidad de los legisladores del PAN, PRI y PRD, de hacer valer su papel de oposición frente a Morena y sus aliados. Éste es el momento para ello, si no quieren verse aplastados todo el sexenio.

-El encono de los panistas con AMLO. Se sienten ninguneados por el Presidente. Resienten como una afrenta directa el recorte de recursos en las estancias infantiles, así como por los ataques a los órganos autónomos.

-Los priistas traen su propio pleito de poder con vistas a la elección del próximo dirigente del PRI. Desde el Senado, Miguel Osorio juega sus cartas (tratando de impulsar al doctor Narro); y del lado de los gobernadores, el campechano Alejandro Alito Moreno tratando de proyectarse él mismo. Osorio, haciendo valer su fuerza en el Senado (con la posibilidad de convertirse en motor del bloque opositor); Alito, buscando el apoyo de sus compañeros hacia la propuesta de la Guardia hecha por el jefe del Ejecutivo.

-En Movimiento Ciudadano ha quedado muy claro el distanciamiento entre Dante Delgado y López Obrador desde mediados del sexenio pasado. Pleito que se ha extendido del y hacia el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien tiene una amplia bancada naranja en el Congreso.

Cada grupo, pues, tiene distintas razones para asumir tal o cual posición. Y no son pocos los legisladores que quieren cobrarle al Presidente el maltrato que resienten.

GEMAS: Obsequio de Guillermo García Alcocer, presidente de la CRE: Estoy pidiendo audiencia con el Presidente para que se escuche mi verdad.

 

[email protected]

@marthaanaya

¿Te gustó este contenido?