Otra visión de México

Los EEUU son el principal socio comercial y económico de México, pero de acuerdo con las cifras...

José Carreño
José Carreño / Desde afuera / Heraldo de México

Nuestra relación con México es única en su impacto directo en la seguridad y la prosperidad del pueblo estadounidense.

La frase de Christopher Landau, embajador nombrado de Estados Unidos en México, ilustra la interdependencia que colorea y califica la relación entre los dos países y los dilemas que enfrentan sus gobiernos.

Encabezados por mandatarios que desearían ser autárquicos, o al menos que no existiera la integración que se ha desarrollado ya por décadas, su problema es la realidad.

Como dijo Landau el martes en su audiencia de confirmación en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, nuestra relación con México es de una importancia y complejidad primordiales.

Landau, un abogado sin experiencia diplomática, pero con historia familiar ligada tanto con la diplomacia como con la migración, fue propuesta por Jared Kushner, el asesor y yerno del presidente Donald Trump, y es por tanto una ruta directa entre México y Casa Blanca, al igual que la embajadora Martha Bárcena es entre Washington y Palacio Nacional.

Ambos embajadores podrían conmiserarse del problema común: jefes sin interés en lo internacional. Pero EEUU y México ya no son relaciones exteriores, sino intermésticas (internacionales con impacto doméstico): lo que pase en uno afecta al otro.

Landau, que parece representar una corriente de pensamiento en el gobierno de su país, recordó que compartimos un límite de casi (3,200 kilómetros)… Más de 10 por ciento de todos los estadounidenses, unos 36 millones de personas, son de origen mexicano…

Hay mucho que celebrar en nuestra relación con México que a menudo se pierde en medio de la discusión de los desafíos, que según Landau incluyen salvaguardar la soberanía estadounidense y garantizar el estado derecho en la frontera, una labor que definió como un trabajo enorme que involucra a muchas agencias.

Landau, que aún debe ser confirmado por el Senado estadounidense, pero se espera llegue a México en septiembre u octubre, destacó la necesidad y la importancia de la cooperación bilateral. Ninguno de los dos países puede resolver el desafío de la inmigración ilegal sólo, y estoy convencido de que podemos encontrar puntos en común.

Y entre sus prioridades incluyó la protección del pueblo estadounidense. El flagelo de las drogas ilegales está devastando tanto a nuestras comunidades como a las mexicanas. Y otra vez, hizo el señalamiento políticamente correcto: veo esto como un área en la que compartimos un interés común con México.

A final de cuentas, amen de lo social y la seguridad, está lo económico y es ahí donde hay otro proceso de integración que pone a los dos países en una situación de obligación mutua. Los EEUU son ciertamente el principal socio comercial y económico de México, pero de acuerdo con las cifras mas recientes, mencionadas por Landau, México se convirtió recientemente en nuestro mayor socio comercial del mundo.

[email protected]

@CARRENOJOSE1

¿Te gustó este contenido?