Otra vez Marcelo

Va de nuevo Ebrard al quite –con todo y foto-, aunque esta vez se mostró más cuidadoso en su participación

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Cierto que en esta ocasión –a diferencia de cuando encabezó la negociación con Estados Unidos por el tema migratorio- Marcelo Ebrard lanzó por delante el por qué intervenía en el caso de la masacre de la familia LeBarón en los límites de Sonora y Chihuahua.

Como tratando de cuidar la posición de Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana ahí presente en Palacio Nacional, el canciller comenzó su participación en la conferencia de ayer explicando que se le instruyó participar en razón de que este equipo se integra para hacer saber y subrayar que quien encabeza la indignación en México respecto a estos hechos es el Presidente de la República. Que se trata de una comunidad binacional… y en este caso particular tienen doble nacionalidad la mayoría y habitan en México y viajan a EU.

Entonces –diría–, tenemos que hacernos cargo de ello y por esa razón a la cancillería se le ha instruido para que participemos muy de cerca en este proceso.

Sólo que para entonces Ebrard ya se había llevado la nota ¡y la foto en las primeras planas! (en la mismísima tierra de Durazo), mostrándolo recorriendo uno de los puntos de la masacre. Cosa que al aspirante a gobernar Sonora no le hizo mucha gracia.

Pero además, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores se llevó la nota, pues la posible participación de EU en la investigación del caso -¡y hasta en el ofrecimiento de enviar a su ejército!, a decir de Trump, para borrar de la faz de la tierra a los narcotraficantes– se convirtió en el centro del debate.

Y aunque también procuró dar su lugar a la Fiscalía General que encabeza Alejandro Gertz Manero en el sentido de que a ellos les corresponde determinar la participación del FBI en las pesquisas, lo cierto es que dejó claro que nuestro país abrirá la información al gobierno estadounidense (del mismo modo que ellos lo hicieron con México en el caso de El Paso, Texas), además de que se tiene que hacer un trabajo conjunto sobre las armas utilizadas por los atacantes: casquillos .223 de fabricación Remington y de procedencia norteamericana.

Será, dijo Ebrard, un ejemplo de cooperación, subrayando que se trata de una comunidad binacional la involucrada en la tragedia.

Ya para rematar, el canciller presumió la buena condición en la relación bilateral para que esta cooperación sea eficaz.

Mencionó que hubo otros momentos de la historia en que ambos países se han enfrentado a circunstancias o a situaciones en donde lo que imperan son las recriminaciones mutuas para explicar por qué las cosas no funcionan.

¿Fue una manera de anticiparse y/o responder a los reclamos y acusaciones vertidos por distintos medios, funcionarios y legisladores estadounidenses? Eso pareció.

•••

GEMAS: Obsequio de Emirates Airlines: Nos complace confirmar que Emirates ha obtenido ahora el permiso para nuestro próximo vuelo entre Dubái-Ciudad de México a través de Barcelona.

POR MARTHA ANAYA
[email protected]
@MARTHAANAYA



lctl

¿Te gustó este contenido?