Oro líquido, bebida emblemática de México

Al día de hoy, el mezcal se ha convertido en un motor de desarrollo económico para varios estados de la República

María del Sol Rumayor/ El Heraldo de México
María del Sol Rumayor/ El Heraldo de México

En esta ocasión quiero contarles sobre un tema totalmente diferente, uno que habla del esfuerzo y el trabajo de generaciones de mexicanos que han creado una cultura alrededor de un elemento que se ha convertido en una joya mexicana: el mezcal.

Sin duda, es una bebida de moda y es imposible no haber escuchado de él. Las generaciones modernas, especialmente los millennials y centennials se han dado a la tarea de difundir modas y tradiciones, de las cuales resalta la del mezcal.

De haber sido considerada una bebida con una fama especial y de sabor fuerte, la ideología del mezcal se ha transformado para reflejar siglos de evolución cultural. Al consumirlo, estamos tomando parte de la cultura y de la mística mexicana.

El mezcal, que literalmente significa maguey cocido, es un destilado de agave que, a diferencia del tequila que sólo puede producirse de un sólo tipo de agave azul o tequilana weber, puede ser destilado a partir más de 30 variedades de agave; incluido el azul.

Al día de hoy, el mezcal se ha convertido en un motor de desarrollo económico para varios estados de la República Mexicana pero, sobre todo, de Oaxaca. Nuestro país cuenta con 9 regiones mezcaleras que cuentan con la Denominación de Origen: Michoacán, Durango, Morelos, Guerrero, Guanajuato, Puebla, Tamaulipas, Zacatecas, San Luis Potosí, y por supuesto Oaxaca, el estado mezcalero por excelencia donde el año pasado se produjo 92.3% del mezcal mexicano, por la variedad de agaves que aporta, por la simbiosis de la bebida con la cultura del estado y principalmente, por ser pionero de las iniciativas que han implicado un punto de inflexión para el crecimiento de la categoría.

¿Qué vuelve al mezcal tan especial? Su elaboración artesanal, donde los corazones o piñas de agave son cocidos en hornos bajo tierra que le permiten tomar notas de sabor ahumadas y que le dan ese gusto característico y único en su especie. Además, este destilado es una bebida orgánica que no requiere de fertilizantes ni conservadores; es una bebida tan pura que no produce cruda. El mezcal es una bebida única, llena de magia y de identidad mexicana.

El mezcal es oro líquido, es una expresión de la tradición y cultura y al tomarlo se consume la cultura y la mística mexicana. Hoy, se consume en más de 64 países. Para celebrar este exponente de nuestra cultura, y el aumento de su fama entre los mixólogos, se está organizando el evento Vive Mezcal con el gobierno de Oaxaca, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico y bajo la dirección de Juan Pablo Guzmán Cobián, el cuál se llevará a cabo en septiembre en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca. Se espera recibir a más de 12,000 asistentes entre empresarios, distribuidores y consumidores de México, Estados Unidos, Europa y otros países de América Latina.

Así que ahora que ya sabes más del mezcal, te invito a disfrutarlo recordando nuestra cultura y su misticismo. Te invito a que seas parte del evento con tu mente emprendedora, con tu visión innovadora, a que las mujeres mezcaleras sean parte de él y a ti inversionista.

 

Por MARÍA DEL SOL RUMAYOR

@MARISOLRUMAYOR

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas