¿Orgullo nacional?

Cadenas estadounidenses cuestionaron por qué el Presidente no aceptó la ayuda de Donald Trump

Adriana Moreno / Colaboradora / El Heraldo de México
Adriana Moreno / Colaboradora / El Heraldo de México

En la mayoría de los noticieros estadounidenses que analizaron la masacre en la que varios miembros de la familia LeBarón fueron asesinados, la coincidencia fue una: que en México, la inseguridad se ha desbordado y no hay forma de controlarla, por lo menos, en el plazo inmediato, de tal forma que para la prensa, no sólo nacional, 2019 se ha convertido en el año más violento en el país.

Los comentaristas de diversas cadenas estadounidenses se cuestionaron el porqué el presidente Andrés Manuel López Obrador no aceptó la ayuda que el presidente Donald Trump le ofreció, con el objetivo de que el FBI colabore para esclarecer este asesinato que la familia LeBarón considera un acto terrorista previamente planeado y el principal argumento es el del orgullo nacional, a la par de las declaraciones del Presidente en el sentido de que él y su administración sí pueden con este terrible fenómeno de la inseguridad.

Desde el otro lado de la frontera norte de México y en editoriales de periódicos ingleses, españoles y de otros países, se comenta en términos generales que al Presidente, aún antes de sus enfrentamientos con la prensa, lo rebasó la inseguridad.

Debido a ello no es nada recomendable que López Obrador se queje y señale que es víctima de una guerra sucia orquestada por medios nacionales e internacionales. El problema es que en México, el Ejecutivo se ha enfrentado hasta con medios que se suponía que le eran afines.

La gota que puede que derrame el vaso, es lo que recientemente dijo el Presidente en una de sus conferencias mañaneras, al declarar que los periodistas no son sus enemigos, sino sus adversarios y esto último, de acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, significa conjunto de personas contrarias o enemigas.

Lo que no se ha advertido desde Palacio Nacional, es que el gobierno mexicano le está haciendo a Trump un gran favor, luego de los más de 40 reconocimientos que el inquilino de la Casa Blanca le ha hecho a nuestro país por haber desplegado alrededor de 27 mil soldados en la frontera sur de México para detener la migración centroamericana.

Y el favor es que el gobierno de la llamada cuarta transformación ha logrado conseguir que en plena campaña en la que Trump busca reelegirse un periodo más, ha unido tanto a republicanos como a demócratas en torno al candidato más repudiado en la historia de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Tal pareciera que nuestro país está destinado a hacerle el trabajo sucio al poderoso vecino del norte. Y por lo que respecta a permitir la entrada de agentes del FBI a México, diversos analistas coinciden en señalar que siempre han estado aquí. Sólo basta recordar, como ejemplo, el caso de Enrique Kiki Camarena.

POR ADRIANA MORENO CORDERO
COLABORADORA
[email protected]



lctl

¿Te gustó este contenido?