Organizaciones enemigas de los mexicanos en EU

Los antimexicanos operan con mucho dinero y poder político

Gardenia_Mendoza
Gardenia Mendoza / Trípoide / Heraldo de México

Los enemigos actuales de la inmigración en EU, principalmente mexicana por su creciente número, han sido identificados por la Liga Antidifamación (ADL), una asociación civil de raíces judías que apoya al gobierno de México para frenar agresiones y crímenes de odio contra paisanos.

Los antimexicanos operan en cinco organizaciones con mucho dinero, fuentes sólidas de financiamiento y poder político; son muy activos en redes sociales y en medios de comunicación, donde mienten, generalizan lo negativo, difunden miedo y persisten. Son organizados, pues.

Sus fundadores y voces tienen nombre y apellido: Rick Oltman, Mark Krikorian, Don Barnett, Jason Richwine, Roy Beck, Roan Garcia-Quintana, Maria Espinoza, Jeff Schwilk y Brigitte Gabriel. Todos con discursos de racismo y xenofobia que atizan crímenes de odio: más de 6 mil reportados según el FBI en un solo año, aunque sin determinar cuántos contra mexicanos.

La Federación para la Reforma de la Inmigración Americana (FAIR) –que aglutina a casi 50 fundaciones privadas antiinmigrantes con casi dos millones de miembros– es un ejemplo de la propagación de la mala fama de los indocumentados: alega una relación de la presencia de éstos con enfermedades, degradación ambiental y delincuencia.

La FAIR no es la organización políticamente más influyente, sino Remembrance Project, fundado para frenar la epidemia de asesinatos de estadounidenses por parte de extranjeros ilegales, con quien Trump trabaja codo a codo desde 2015: fue la base de los discursos de campaña del Presidente y a varios de sus miembros los han visto en eventos.

Remembrance Project también hace trabajo de voluntariado para vigilancia nocturna en la frontera, pero sus acciones son más finas que virales; por el contrario, el Centro de Estudios de Inmigración (CSI) tiene como fin difamar en redes. Un estudio realizado por Southern Poverty Law Center encontró que el resumen semanal de inmigración de CSI había circulado cada mes un promedio de mil 700 artículos en sitios web racistas durante 10 años.

La organización Numbers USA logró meter intriga en temas sensibles para los migrantes, como el programa de jóvenes que llegaron en la infancia con sus padres y que con el programa DACA tienen permisos de estudio y residencia.

Su fundador, Roy Beck,  un exeditor de la publicación de corte conservador The Social Contract, en Washington, afirma que los migrantes jamás se asimilan y harán daño a EU tarde o temprano, como los musulmanes terroristas que derribaron las Torres Gemelas.

Finalmente, San Diegans for Secure Borders promueve perseguir a empleadores de indocumentados y divulga que  los migrantes mexicanos quieren recuperar el territorio perdido en el siglo XIX  a través de una conspiración. La Conspiración de Aztlán contra la Supremacía Blanca.

POR GARDENIA MENDOZA

*Periodista

[email protected]

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas