Oposición responsable

Me es difícil entender que la fracción mayoritaria no haga un análisis crítico del gabinete presidencial y le exija mejores resultados

Xóchitl Gálvez  / Senadora del PAN / Articulista Invitada
Xóchitl Gálvez / Senadora del PAN / Articulista Invitada

Dentro de un régimen democrático, la oposición abona, busca mantener un equilibrio.

Durante este primer año de la LXIV Legislatura busqué ser parte de una oposición responsable e inteligente.

Mi postura ha sido crítica cuando las circunstancias lo han requerido. Siempre he procurado contribuir con argumentos para evitar que se atente contra los derechos humanos, la imparcialidad en la impartición de justicia, contra la corrupción, la obediencia ciega y las razones sesgadas para favorecer intereses económicos políticos y el autoritarismo.

Me es difícil entender que la fracción mayoritaria no haga un análisis crítico del gabinete presidencial y le exija mejores resultados.

Tampoco entiendo por qué muchos senadores de mayoría no cuestionan las decisiones del Presidente de la República que han destruido instituciones de sobrada eficiencia y reconocimiento internacional. Soy de oposición por congruencia, no por la oposición en sí misma. He expresado mi voto a favor en la mayoría de las votaciones en el Pleno. De las 222, 136 han sido a favor y 39 en contra.

¿Cómo no me voy a oponer a que se decida la desaparición de las estancias infantiles que dejan a las madres trabajadoras sin opción para el cuidado de sus hijos? ¿O en contra del incumplimiento de la consulta previa, libre e informada a los pueblos indígenas cuando un proyecto de desarrollo impacta en su territorio y sus culturas? ¿O contra la evaluación de los profesores que se encargan de la educación de las futuras generaciones? ¿Cómo puedo estar de acuerdo con el nombramiento de servidores públicos que no cumplen los requisitos mínimos de capacitación y experiencia?

Como oposición he planteado alternativas y buscado coincidencias para alcanzar acuerdos en beneficio de nuestro país. He planteado reformas a leyes que buscan mejorar las condiciones de vida de las familias mexicanas y su entorno. En el año legislativo que concluye presenté 14 iniciativas y 22 puntos de acuerdo. Iniciativas para, ejemplo, otorgar derechos laborales a personas trabajadoras del hogar y lograr el cumplimiento de los derechos plenos de los pueblos indígenas.

En materia de anticorrupción, me sumé a la solicitud para que no se prescriba la penalización de delitos como corrupción o encubrimiento y solicité que el gobierno de Chiapas explique el presunto desvío de recursos de un programa dedicado al desarrollo de las mujeres de esa entidad, entre otros.

Comparto con el Presidente que es necesaria una transformación en nuestro país. Pero ésta debe conducirse de manera responsable, racional, sensata, inclusiva y con pleno respeto al Estado de Derecho. Estoy en contra de la polarización que ha dividido dramática y tajantemente a mexicanas y mexicanos. Creo en la libertad de expresión y estoy convencida de que en todos los temas existen por lo menos dos puntos de vista. Como integrante de la oposición responsable siempre trabajaremos con el ánimo de construir acuerdos en beneficio de la vida democrática del país.

POR XÓCHITL GÁLVEZ

SENADORA DE LA REPÚBLICA

@XOCHITLGALVEZ

edp

¿Te gustó este contenido?