Oportunidad para reconocer derechos de pueblos indígenas

El artículo 2° de la Constitución, aprobado en el año 2001, es producto de un largo proceso evolutivo

Xóchitl Gálvez  / SENADORA DEL PAN
Xóchitl Gálvez / SENADORA DEL PAN

Está cerca de concluir la segunda década del siglo XXI y aún persisten las deudas para con los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos.

Se ha glorificado su pasado arqueológico, hacemos alarde de la enorme riqueza que nos ha legado la diversidad cultural, sin embargo, sigue pendiente de superar la marginación, desigualdad y discriminación histórica, actual y cotidiana de que son objeto.

Viven sin acceso a servicios públicos de calidad y, a la vez, exclusión en los procesos de desarrollo y obra pública que afectan sus tierras y territorios.

Por ejemplo, tienen dificultad para acceder a la jurisdicción del Estado y subsiste el incumplimiento de sus derechos como pueblos y municipios indígenas.

No podemos negar que ha habido avances en los últimos 30 años. El 5 de diciembre de 2000 se envió al Congreso la iniciativa de reforma constitucional que incluía de manera íntegra los Acuerdos de San Andrés, tras el levantamietno en armas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en 1994.

El artículo 2° de la Constitución, aprobado en el año 2001, es producto de un largo proceso evolutivo de los derechos indígenas.

El Convenio 169 de la OIT, el levantamiento del EZLN, los Acuerdos de San Andrés, los esfuerzos de la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa), son elementos indispensables en la configuración del artículo 2° constitucional.

Pero a casi 18 años de su aprobación, es tiempo de revisarlo y adecuarlo con los criterios más avanzados en la materia.

Ante esta situación, presenté una iniciativa que propone reformar y adicionar diversas disposiciones de los artículos 2, 27, 53, 73, 115 y 116, de la nuestra Constitución Política.

El objetivo es reconocer a los pueblos indígenas como sujeto de derecho público con personalidad jurídica y patrimonio propios, fortalecer la libre determinación y autonomía y proteger los derechos lingüísticos. Además, propone establecer la concurrencia de facultades en la materia para emitir leyes generales en pro de los derechos de los pueblos indígenas, la modificación del artículo 27 constitucional para crear un régimen social de tenencia de la tierra, ex profeso para estos pueblos, y aumentar el derecho a la consulta.

Es importante también que una vez que sean reconocidos como sujetos de derechos, los pueblos indígenas pueden obtener recursos presupuestales para el desarrollo de sus propias prioridades, acceder a programas gubernamentales, recibir subsidios y reconocer la existencia del pueblo afromexicano y las comunidades que lo integran, garantizando sus derechos colectivos.

Estoy convencida de que ya no hay otros culpables. Somos los legisladores de 2019 quienes podemos hacer las reformas necesarias para el reconocimiento pleno de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas y afrodescendientes. El desagravio está en nuestras manos, aquí y ahora.

 

XÓCHITL GÁLVEZ SENADORA DEL PAN

@XOCHITLGALVEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas