Nueva York en Otoño

Esta ciudad lo tiene todo; incluso cuando ésta estación señala al frío que viene, da nueva vida a la ciudad

Deby Beard / Viajando con Deby / Gastrolab
Deby Beard / Viajando con Deby / Gastrolab

El verdadero neoyorquino cree secretamente que las personas que viven en cualquier otro lugar tienen que estar, en cierto sentido, bromeando: John Updike.

Nueva York es una ciudad que lo tiene todo. Es un centro de medios de comunicación, cultura, comida, moda, arte, investigación, finanzas y comercio. Tiene uno de los skylines más grandes y famosos del mundo, dominado por el emblemático Empire State Building.

En otoño, Nueva York se pinta de colores, las hojas crujen debajo de nuestros zapatos y el ambiente se vuelve acogedor. Aire fresco, hojas doradas revoloteando a lo largo de las aceras, una frescura a medida que el calor del verano se desvanece, incluso cuando el otoño señala al frío que viene, da nueva vida a la ciudad.

Con su impresionante vista de Columbus Circle, Central Park y el horizonte de la ciudad, Mandarin Oriental Nueva York es un destino ideal para los viajeros exigentes. Cada elemento en Mandarin Oriental, desde los acabados de diseño de metal gingko en las puertas giratorias, los ascensores, hasta los kimonos enmarcados que cuelgan en los pasillos y los cojines dorados chinos en las camas en las habitaciones notablemente grandes, reflejan una sofisticada estética asiática que reconoce la herencia de la cadena hotelera del Lejano Oriente mientras captura simultáneamente la individualidad de Nueva York.

Involucrando todos nuestros sentidos, The Aviary NYC redefine la experiencia del bar. Ubicado en el piso 35 y con una vista panorámica, nos ofrece un viaje interactivo, donde los cocteles ingeniosos y los pequeños platos de comida complementan la experiencia. Reflejando los principios centrales del buque insignia de Chicago, al mismo tiempo que incorpora la rica cultura de cocteles de Nueva York.

Soñado por el chef Grant Achatz y Nick Kokonas, con sede en Chicago, este innovador restaurante de bebidas cuenta con una cocina de copas con vidrio, donde los cocteles son creados a la vista detrás de nubes de nitrógeno líquido.

Como decía Karl Lagerfeld: Mientras que otros lugares tienden a quedarse estancados, Nueva York siempre continúa evolucionando.

POR DEBY BEARD

[email protected] 

@DEBYBEARD

edp

¿Te gustó este contenido?