Notas de un año para recordar

A nivel nacional queda una sensación de insatisfacción y desagrado que no necesariamente se verá aliviada con la llegada del nuevo año

Notas de un año para recordar

A este 2017 le quedan unas cuantas horas. Viendo las recopilaciones que se hacen en los medios para repasar las noticias más relevantes, vaya año al que sobrevivimos.

Mientras a nivel global el comportamiento de ciertos gobiernos y regímenes no dejan de asombrarnos, a nivel nacional queda una sensación de insatisfacción y desagrado que no necesariamente se verá aliviada con la llegada del nuevo año.

2018 plantea desde hace tiempo retos que deberán enfrentarse revisando los temas que aun están a la espera de revisión o muy lejanos a ser concluidos. Antes de brindar con las últimas campanadas, es necesario apuntar los pendientes.

– Corrupción: todos los órdenes de gobierno quedan mucho a deber. Terminar el año sin un fiscal anticorrupción y con un sistema incompleto, aunque en forma ya se ha puesto en marcha, implica que no haya una ruta a seguir en el combate a este mal, mientras los casos se van amontonando. Al SNA le faltan 18 magistrados y quedó pendiente el nombramiento del Auditor Superior de la Federación. Los escándalos como la Casa Blanca, las constructoras OHL y Odebrecht, el socavón en el paso exprés, tienen añadidos como los nuevos presuntos desvíos en favor del PRI y la lista puede ser mayor. La gran oportunidad de sacudir cuando menos una parte de la mala imagen quedó desaprovechada ante lo que todo mundo percibe como una simulación. Hay una convicción de que este gobierno no tiene el interés de ir más allá para encarar el problema y los hechos respaldan esta idea.

Violencia: los pronósticos se cumplieron y 2017 es el año más violento en la historia reciente del país. Aun sin contabilizar los números que arroje diciembre, con los datos disponibles de 11 meses ya se han superado todos los récords. En noviembre se iniciaron 2 mil 212 carpetas de investigación por homicidio doloso, los cuales dejaron 2 mil 595 víctimas. Acumulados van 23 mil 101 casos de muertes violentas. Crímenes de periodistas, activistas, funcionarios y centenares de feminicidios contribuyeron a este saldo rojo. Estados como Guerrero, Veracruz, Colima, Baja California Sur y Chihuahua no dejaron de aportar lo suyo, con autoridades locales totalmente rebasadas. Lamentablemente, no será posible que esos números se reduzcan en un año altamente polarizado y contaminado por los tiempos electorales.

Corrupción y violencia son los grandes temas pendientes de este año. Ambos fuertemente conectados, no se puede atacar a uno sin dejar de pensar en el otro. Dos males que requieren acción inmediata. Es hora de ir conociendo a detalle los planes de quienes desean gobernar este país para enfrentarlos y reducirlos a su mínima expresión. Será clave para quien quiera ganar el 1 de julio.

CONTRASEÑA: Este Acceso Libre tendrá una nueva ubicación a partir del próximo año. Nos encontraremos ahora todos los sábados en estas páginas para revisar los temas de la semana. ¡Feliz 2018!

¿Te gustó este contenido?