No te rajes.. ni te rebajes

Los líderes de grandes corporaciones en el país dijeron que ya no podían permanecer con un presidente que aparentaba dar “luz verde” a grupos racistas

Esta semana vio la renuncia de varios directores del consejo presidencial de asuntos empresariales — y su eventual desmantelamiento – cuando el presidente Donald Trump defendió lo indefendible y comentó que ambos lados tenían la culpa de la violencia que le robó la vida a una manifestante contra la presencia de grupos racistas el pasado sábado en Charlottesville, Virginia.

Por: Patricia Guadalupe

Es común que un presidente tenga varios grupos informales con integrantes del sector privado para que lo asesoren en toda una variedad de asuntos, y para los que forman parte de los grupos es una manera de estar cerca del poder y las decisiones que pudieran impactar su compañía o interés.

Pero uno por uno, los dirigentes de varias de las corporaciones más grandes en el país dijeron que ya no podían permanecer en una junta presidencial con un presidente que aparentaba dar luz verde a grupos racistas y de extrema derecha.

Pero uno que dice que no se va es Javier Palomárez, presidente de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos (USHCC, por sus siglas en inglés).
Palomárez es miembro de otro consejo presidencial – el de diversidad – y justifica su decisión de permanecer en ese grupo al decir que todavía hay mucho que hacer, a la vez que hacía un llamado para la renuncia del asesor presidencial Steve Bannon, con un historial de simpatía hacia grupos racistas.

Esto no se trata de servir a un presidente, esto es sobre el servir a los 4.2 millones de empresas hispanas, que contribuyen unos 668,000 millones de dólares a la economía del país, Palomárez dijo en una entrevista.

Nuestro trabajo no ha terminado. Mi enfoque es en una reforma migratoria, cambios al cuidado de salud, reformas a impuestos. Eso son los temas de los que tenemos que hablar. Tenemos que enfocarnos a lo que vinimos, y añadió que podría retirarse si el presidente continua con su retórica. Esa última parte ha dejado a varios incrédulos: ¿cuánta retórica de alguien que se jacta de ser controversial y a cada rato tuitea alguna barbaridad hay que aguantar hasta que digan ‘basta’?

Desde que Palomárez hiciera esos comentarios, no paran de lloverle críticas en los medios sociales; algunos empresarios dicen que él no habla por ellos, otros que debe renunciar y algunos lo insultan como traidor a la comunidad y lo califican como ‘coco’: moreno (latino) en el exterior y blanco en el interior.

Aparte de la controversia que los comentarios de Palomárez han desatado, en particular en la comunidad latina, es interesante lo que es exactamente el consejo presidencial sobre la diversidad.

A diferencia del grupo de asesores del sector empresarial, la junta presidencial sobre diversidad es un misterio. Se sabe muy poco sobre su membresía – el único miembro del que se sabe es Palomárez – y la Casa Blanca no ha comentado sobre el mismo. Y tampoco se ha visto que hayan hecho algo, ni siquiera una reunión, tal vez como reflejo de la falta de interés presidencial en el tema.

Para sorpresa de nadie, las críticas a Palomárez sobre permanecer en un grupo presidencial porque quieres avanzar tu agenda política es una cosa, pero otra cosa es seguirle la corriente a un presidente que claramente no parará de hablar paja sobre la comunidad de la que es parte importante y representa a millones.

O sea, por un lado está el no te rajes, pero por otro lado está el no te rebajes.

Columna anterior: Un senador hispano en escándalo por corrupción…

¿Te gustó este contenido?