No más colillas de cigarro en las calles

La magnitud del daño lo que representa una colilla no se había calculado: afecta a la naturaleza, a los animales y al medio ambiente, y con ello, a la salud y sobrevivencia del ser humano en la tierra

Leonel Luna Estrada / El Heraldo de México
Leonel Luna Estrada / El Heraldo de México

Las colillas de cigarro se han convertido en un verdadero problema para el medio ambiente, ya que una de éstas ocasiona la contaminación de 50 litros de agua potable debido a las sustancias tóxicas que contiene y representan uno los desechos que más se tiran al mar.

Desde el 2016 se han hecho esfuerzos para impulsar campañas de difusión que alerten del gran riesgo que representan. Sin embargo, continúan cientos de colillas de cigarro tiradas en el suelo de las calles y jardines de esta capital.

Hace unos días, Alessandra Rojo de la Vega Piccolo, Coordinadora del Grupo Parlamentario del PVEM en el Congreso de la Ciudad de México, presentó una iniciativa para multar con 2 mil 500 hasta 25 mil pesos, a quien arroje sus colillas de cigarro en la vía pública y áreas naturales.

En una actitud comprometida con el medio ambiente y la salud, la legisladora también propuso obligar a los dueños de los restaurantes y bares a que coloquen en el exterior de su negocio lugares destinados para fumar y con contenedores para el depósito de las colillas.

Sin duda, es urgente poner un alto a los fumadores, que de manera irresponsable tiran sus colillas al suelo, en los jardines o al mar.

La magnitud del daño lo que representa una colilla no se había calculado: afecta a la naturaleza, a los animales y al medio ambiente, y con ello, a la salud y sobrevivencia del ser humano en la tierra.

La diputada pevemista denunció que en México se producen alrededor de 5 mil millones de colillas de cigarro, pero sólo el 41% son depositados en algún contenedor o basurero, mientras el resto se quedan esparcidos en el suelo, plazas y jardines.

Este dato resulta sumamente preocupante, pues es un tema del que todos tienen conocimiento pero poco se hace.

Estudiantes de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, analizan la posibilidad de reciclar las colillas de cigarro y convertirlos en productos anticorrosivos, aislantes térmicos o para uso industrial, ante la enorme cantidad que logran recolectar.

La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México destaca en su página de internet que a pesar del pequeño tamaño de las colillas de cigarro, éstas contienen sustancias perjudiciales para la salud y medio ambiente como la nicotina, alquitrán, acetato de celulosa e hidrocarburos, así como metales como plomo, arsénico y cianuro.

Organismos internacionales y nacionales han hecho diversos pronunciamientos sobre este tema. El Instituto de Ecología de la UNAM reveló que hay algunas especies de aves que utilizan las colillas para hacer sus nidos, con el fin de guardar calor y evitar los parásitos. Sin embargo, las crías tienen una respuesta inmunológica baja.  http://www.ecologia.unam.mx/index.php/mas-de-nuestro-trabajo/297-una-colilla-para-tu-nido

Tenemos que reflexionar sobre la importancia de no tirar colillas de cigarro al suelo, ya que no solo se trata de un tema de cuidado al medio ambiente, sino ponemos en riesgo nuestra salud. Seamos más responsables y demostremos que con pequeñas acciones como tirar  las colillas a la basura no ponemos en riesgo nuestra sobrevivencia.

Por Leonel Luna

jram

¿Te gustó este contenido?