¡No les tengo miedo cabrones!

Esos exabruptos verbales debería dejárselos a la oposición, creo que lucirían más en ellos

Héctor Serrano Azamar / Heraldo de México /
Héctor Serrano Azamar / Heraldo de México /

Nuestros políticos tuvieron otra semana de exabruptos verbales, como si se tratara de una competencia; fueron tres senadoras de Morena las finalistas en esta carrera, se esforzaron por acuñar la frase más jocosa, el comentario más chistosito y la oración más hilarante, hicieron uso de toda su habilidad argumentativa para poder ocupar un lugar en el pódium de honor.

Vámonos por partes, de menos a más, porque, aunque todas hicieron la tarea para estar aquí, el sentido de sus palabras y el efecto causado fue diametralmente distinto.

Algunos dirían, si hasta entre los políticos hay razas, también hay de exabruptos a exabruptos.

Nuestra adorada Jesusa Rodríguez participa en este conteo semanal, no con una, si no con dos frases épicas, la primera al hablar en un simpático video de la caída de la gran Tenochtitlán, acusó que todo aquel que coma tacos de carnitas debe de sentirse culpable, pues con ello celebra aquel triste episodio de nuestra historia; no conforme, días después señaló; la mariguana es como el clítoris.

La senadora nos compartió su particular visión de la historia y de la droga, no hubo heridos ni ofendidos por sus comentarios (ni siquiera los consumidores de carnitas), sólo risas y emojis de me divierte.

La segunda competidora fue la también senadora Eva Galaz, en una conferencia de prensa, al tratar de defender a un compañero de su partido, llamó retrasados mentales a los reporteros; las críticas no se hicieron esperar, sobre todo cuando un día después, fue exhibida en un video durmiendo durante una conferencia de la Secretaría de Energía.

Aquí sí hubo lastimados y heridos, primero, las personas que sufren algún tipo de discapacidad mental, por el uso peyorativo del término; segundo, los reporteros que sólo hacían su trabajo; tercero, todos los demás, pues no alcanzamos a entender qué hemos hecho tan mal para tener este tipo de representantes populares en el Congreso.

Aunque la pelea parecía cerrada, la indiscutible ganadora en esta semana de exabruptos verbales es nuestra senadora por Baja California Sur, Lucía Trasviña, es tan perfecto su exabrupto, que transcribo de manera íntegra parte del mismo: Sátrapas, ratas, entrelucidos y lurios. Así se los digo y se los sostengo y no les tengo miedo, cabrones.

No es que yo me asuste de las groserías, incluso las uso de manera frecuente, no es que algunos miembros de la oposición no merezcan con creces algunos de esos o de otros calificativos, sin duda, los merecen. Sólo es que quien lo dice, es senadora de la República y pertenece al partido que hoy ostenta el poder.

Señora senadora:

Claro que no les tiene miedo, tampoco debería, pertenece al movimiento político más poderoso de las últimas décadas, ni más ni menos; a lo mejor los que deberían de temerle son ellos a usted.

Ahora su partido es el que está al frente del gobierno, esos exabruptos verbales debería dejárselos a la oposición, creo que lucirían más en ellos.

 

@hserranoazamar

 

¿Te gustó este contenido?