‘No intervención’ y el ser ‘Metiche’

Tanto andamos con la llamada "Doctrina Estrada", que a veces pienso que ya olvidamos lo que significa… o que, a lo mejor, ni siquiera sabemos de qué se trata, o lo que dice

Armando Guzmán /  El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México
Armando Guzmán / El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México

Hoy me van a perdonar, pero con mucha pena, yo interpreto el muy celebre y famoso principio de… No intervención, como el principio de no meterse, y con el lío en Venezuela hoy vale la pena recordarlo.

La No intervención no es meterse un poquito, la No intervención no es meterse donde no duela, o donde duela poquito. La No intervención es no ser metiche, punto. Si alguien se mete de referí o de arbitro, eso, ya es intervención.

Tanto andamos con la llamada Doctrina Estrada, que a veces pienso, que ya olvidamos lo que significa… o que, a lo mejor, ni siquiera sabemos de qué se trata, o lo que dice.

¿La recuerda usted? Recordémosla juntos.

El 27 de septiembre de 1930, Genaro Estrada Secretario de Relaciones Exteriores del presidente Pascual Ortiz Rubio le envió una carta a todos los embajadores mexicanos en funciones en otros países en la que les instruyó:

Cuando haya bronca en otro país, Ni emitan juicios acerca del pleito, ni se pongan del lado de ninguna de las partes, por qué eso menoscaba la soberanía de esos países.

México, les dijo el señor Secretario Estrada, tan sólo se limitará… A mantener o retirar a sus agentes diplomáticos en otras naciones, así como aceptar o seguir aceptando, según se considere necesario, a representantes extranjeros.

México, con su principio de no intervenciónNo se considera en capacidad de juzgar, aprobar o desaprobar a otras naciones.

El Secretario Estrada, no dijo… Pónganse a defender a Nicolás Maduro en la ONU y en la OEA, y exijan que la OEA les demuestre el fundamento legal para reconocer a Juan Guaidó como presidente designado de Venezuela.

Tampoco dijo el Sr. Estrada: Para influir en quien gana, ofrezcan al territorio mexicano para que Guaidó y Maduro negocien y lleguen a una solución acerca de quién de ellos es el verdadero presidente de Venezuela. Todo este principio de No intervención en las Américas, no es nuevo, fue iniciado por George Washington y Thomas Jefferson quienes juraron no meterse, ni intervenir en las guerras europeas del siglo 18.

Y Carlos Calvo, el diplomático argentino-uruguayo, que estableció en 1890 la doctrina con su nombre que dice, … los extranjeros deben realizar sus demandas, reclamaciones y quejas en sus tribunales locales, evitando recurrir a presiones diplomáticas o intervenciones armadas.

Y, Luis María Drago, otro argentino en 1902, que peleándose con EU estableció que, como país, no apoyaría a un Estado que se viese afectado por ataques de potencias europeas que fueran para recuperar territorios americanos y colonizarlos.

Eso dio origen al Panamericanismo creado para oponerse a la estadounidense Doctrina Monroe de… América para los estadounidenses.

Yo digo que México, si no va a intervenir en el lío de Venezuela, debe limitarse en la ONU y la OEA a votar a favor o en contra de las resoluciones continentales y a No intervenir. Andar de metiche, me decían mis abuelas, nunca te va a dejar nada bueno.

*Periodista

[email protected]

¿Te gustó este contenido?