No hay alcohol ni antiséptico alguno. No insista

Una empresa nacional, líder en AL, triplicó su esfuerzo para producir alcohol y abastecer. ¿Quién lo acapara?

Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / El Heraldo de México

Nos dicen hasta el cansancio que debemos lavarnos las manos de forma frecuente con agua y jabón, así como con gel antibacterial de más de 63 grados para protegernos del coronavirus. Los mismos epidemiólogos federales también nos recomiendan usar alcohol para desinfectar las superficies, pero desde hace tres semanas tenemos desabasto en las farmacias: No hay gel, no hay alcohol, ni antiséptico alguno. No insista, se lee frente a los mostradores.
Hubo quien lo intentó ayer después de que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunció la implementación de la fase 2 del COVID-19, donde los contagios dejan de ser por extranjeros que visitan nuestro país, o paisanos que volvieron de viaje. En la nueva etapa los casos ocurren por transmisión local. En este escenario, el número de afectados rebasa los centenares. Quien quiso conseguir alcohol ayer a cambio recibió una burla del dependiente de la farmacia cuando preguntó si tenía antisépticos.
En medio de la alerta mundial por la pandemia ninguna autoridad se ha detenido a procurar el abasto de alcohol en México ni a controlar los precios. Supuse que las compañías que se encargan de la elaboración dejaron de producir por falta de insumos, pero grande fue mi sorpresa al hablar con el vicepresidente de una de las empresas más fuertes 
y dominantes a nivel nacional
en producción de alcohol y gel. Guillermo Camacho, de la compañía US Cotton México, S. de R.L de C.V., me dijo que ellos no han parado de trabajar, incluso han triplicado esfuerzos: No nos estamos dando abasto. Por eso estamos trabajando las 24 horas del día, los siete días de la semana. Su compañía es proveedora de marcas como Zuum Dalux y, según Camacho, su empresa sigue haciendo la entrega y distribución con sus clientes habituales aun cuando las empresas que les venden las materias primas incrementaron los precios casi 150% y los han amenazado con subir más los costos. México junto con Brasil son los principales productores de alcohol en AL. La compañía de Camacho produce dos millones de litros anuales. Sus compras eran cada mes y con planeación de tres meses previos, pero en medio de la crisis sanitaria está comprando insumos cada tercer día.
Le pregunto si el desabasto en el mercado nacional no obedece a que están mandando su producción al extranjero. Nos han hecho interesantes ofertas para venderla en efectivo y al precio que fijemos: China, España y países de Sudamérica, pero nuestra convicción es que los antisépticos se queden aquí para enfrentar la emergencia nacional, aseguró. La distribución y precio de venta debería estar regulada más que nunca por el gobierno federal, pero me dijo Camacho que nadie está atendiendo esa situación.
Hasta ahora no hay quien trabaje desde Profeco, ni de la Secretaría de Agricultura ni de Economía para poner atención en la cadena productiva de los antisépticos desde la zafra y venta de caña hasta la distribución a las farmacias. Urge dar con los acaparadores y regular precios.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM 
@ALEXSANCHEZMX 

lctl

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.