No cede la violencia en México

Crecen las ventas en tiendas departamentales/Yeidckol Polevnsky y Ricardo Monreal, de la greña

Enrique_Muñoz
Enrique Muñoz / Miscelánea Política / Heraldo de México

Si México tiene el nada honroso primer lugar con 15 de las 50 ciudades más violentas del mundo, 42 de ellas en el continente, el tema debe de poner a trabajar a las autoridades municipales, estatales y federales que, fieles a su costumbre, ya empezaron a pretextar que se trata de ataques porque este año vivirán procesos electorales o porque es lo que les dejaron sus antecesores. Basta de pretextos, si compitieron prometiendo que tenían la solución a la violencia, es hora de que se lo demuestren a Tijuana, Acapulco, Ciudad Victoria, Ciudad Juárez, Irapuato, Cancún, Culiacán, Uruapan, Ciudad Obregón, Coatzacoalcos, Celaya, Ensenada, Tepic, Reynosa y Chihuahua, donde hay gente de bien y que paga sus impuestos.

 

Que un ex presidente municipal como el de Cortázar, Guanajuato, Hugo Estefanía Monroy, le diga a un líder huachicolero como Noé Lara Belman, que la política deja el dinero más seguro que puede haber y le ofrece negocios fáciles como bajar recursos millonarios, extorsionar alcaldías y tiendas de conveniencia en esa entidad, muestra el tamaño del estercolero que vive la entidad que gobierna Diego Sinhue Rodríguez. Estefanía Monroy, que ya desapareció, dejó claro en la llamada a Lara lo que sabemos: que los que en Guanajuato han financiado las campañas de partidos como Nueva Alianza, PRD, Morena y sus candidatos, son los que mandan en los municipios huachicoleros.

 

Cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador afirma que no buscará reelegirse para 2024, que él tiene palabra de honor y que no es un ambicioso vulgar, no podemos menos que recordar su famosa frase del 28 de febrero de 2003 cuando tajante aseguró que en la lucha por la Presidencia lo diéramos por muerto o cuando en 2012 ofreció que si no ganaba la elección presidencial se iría a La Chingada.

 

La obesidad y los padecimientos que de ella derivan, le cuestan a México 7 mil 800 mdd al año, casi el doble que el huachicol, según Cristian Morales, representante de la OMS en nuestro país. Una nación con ese gasto creciente en el tratamiento de enfermedades crónico-degenerativas no puede progresar, dijo el especialista, al recordar que México es el mayor consumidor de refrescos en el mundo con 163 litros per cápita al año.

 

La buena es que las tiendas de autoservicio y departamentales reportan un aumento en sus ventas de 3.3% en febrero al llegar a los 190 mil 800 millones de pesos. Lo mejor es que en sus tiendas asociadas con menos de un año en operación, sus ventas crecieron 7.8%. Exceptuando a Walmart que desde enero dejó de pertenecer a la ANTAD, estamos hablando de Palacio de Hierro, Liverpool, Soriana y Chedraui, entre otros.

 

Una muestra más del agarrón que se traen algunos morenos con su dirigente Yeidckol Polevnsky, es el rechazo de Ricardo Monreal a las declaraciones de su líder sobre las sabandijas, y el de su consejero en la CDMX, Alejandro Rojas, quien demandó la renuncia de quien también se llama Citlali Ibáñez, porque no preside el partido para todos y le recomendó irse.

 

[email protected]

@enriquemunozfm

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónLa Semana Santa

La Semana Santa