Ni un solo detenido por escasez de gasolinas

Venezuela no tiene gasolina para vender a México; cae democracia en el país:The Economist

Enrique Muñoz / Miscelánea Política / Heraldo de México
Enrique Muñoz / Miscelánea Política / Heraldo de México

Son ya más de tres semanas que comenzó la escasez de gasolinas y diésel que afecta a más de 11 estados, con todo lo que ello implica: pérdidas millonarias, enormes y desgastantes filas de hasta tres días para conseguir a veces sólo 20 litros o encontrar que ya se acabó el escaso suministro en algunas estaciones, revendedores abusivos con bidones, pleitos por un lugar en las filas, cierres de vialidades en demanda de una pipa, teorías de toda naturaleza sobre el origen del conflicto, funcionarios que no aparecen o lo hacen para hacer declaraciones llenas de mentiras, ignorancia y prepotencia, pero lo que llama poderosamente la atención es que hasta hoy no hay un solo detenido.

Ni huachicoleros de poca monta como halcones o vigilantes del producto robado, ni choferes, ex empleados de Pemex, presidentes municipales, policías cómplices, legisladores señalados por su relación con ese delito, o empresarios gasolineros acusados hasta con nombres y apellidos durante años.

La cereza del pastel es el dirigente petrolero e inmune legislador Carlos Romero Deschamps, personaje de ostentosos excesos y de quien el presidente López Obrador simplemente dijo encogiéndose de hombros: No hay denuncia en su contra.

Falsa de toda falsedad la versión de que la verdadera razón de la escasez de combustibles tenga como origen la intención del gobierno federal de importar gasolinas de Venezuela para apoyar al régimen de Nicolás Maduro.

Resulta que en aquel país sudamericano la extracción de crudo, que por cierto es pesado, ha caído 50 por ciento, sus refinerías están produciendo cada vez menos gasolinas y ello se refleja en el desabasto que también afecta a sus consumidores.

Por cierto, una vez que México supere esta crisis de escasez tendrá que ampliar su capacidad de almacenamiento que hoy es de apenas dos a tres días, contra los 30 días con que cuenta Estados Unidos por ejemplo, lo que reduciría sustancialmente nuestra vulnerabilidad ante emergencias como la actual.

 

En su Índice de Democracia 2018, la revista británica The Economist redujo la calificación para México a su mínimo histórico de 6.41 a 6.19, en una escala de cero al 10, con respecto a 2017.

Ese influyente medio incluye a nuestro país, junto con Filipinas y Brasil, como naciones donde sus procesos electorales de 2018 resultaron en una victoria para populistas con tendencias autocráticas.

¿Pos a quién se habrá referido?

Así, hemos quedado por debajo de la calificación para democracias imperfectas como Brasil (6.97), Polonia (6.67) o Indonesia (6.39).

En el cuadro de honor de 2018 quedaron Noruega con 9.87, Islandia con 9.58 y Suecia con 9.39 de calificación y ¡estrellita en la frente!

 

[email protected]

@enriquemunozfm

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónAdriana Sarur / La encerrona / El Heraldo de México

Julian Assange, los secretos y el poder