Ni Game Of Thrones, ni el debate en Puebla

No hubo sustancia en el debate, pero no queda duda de que Barbosa Huerta tiene una amplia ventaja

Adriana Moreno / Colaboradora / El Heraldo de México
Adriana Moreno / Colaboradora / El Heraldo de México

A menos de 10 días de que se realicen los comicios del 2 de junio, el Instituto Nacional Electoral (INE) que preside Lorenzo Córdova, se reporta listo y en el caso de la elección extraordinaria en Puebla para la gubernatura y cinco ayuntamientos, el INE es responsable de toda la organización del proceso.

En dicho estado, el Instituto reporta que se instalarán 7 mil 671 casillas que serán atendidas por 53 mil 697 funcionarias y funcionarios de mesa directiva de casilla, por lo que la participación en las urnas se puede pronosticar, se incrementará.

La ciudadanía poblana tiene tres opciones:

Una es el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, que por segunda ocasión contiende a esa posición.

El abanderado del PAN-PRD-MC, Enrique Cárdenas Sánchez, quien ha denunciado que en la entidad se podría dar una elección de Estado, por la intervención de la secretaría de Bienestar entregando apoyos antes de estos comicios, mientras que el candidato del PRI, Alberto Jiménez Merino, pese a saber que no tiene mucho que ganar, ha rechazado la posibilidad de declinar a favor de Cárdenas Sánchez e irá solo hasta el final.

El domingo 19 de mayo se llevó a cabo el debate entre estos abanderados y desde luego que tuvo mucho más rating la semifinal del futbol mexicano y el capítulo final de la serie Game of Thrones, que por cierto no fue lo que sus fans esperaban, así como tampoco el debate entre los aspirantes a gobernar Puebla, que no resultó ser lo que la ciudadanía hubiera deseado.

Ni el último capítulo del programa de televisión más visto a nivel mundial, ni el debate entre los candidatos al gobierno de Puebla cubrieron las expectativas.

Este último evento careció de calidad en el intercambio de ideas y propuestas.

Barbosa se la pasó tratando de imitar el estilo del presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que la palabra más pronunciada por parte del morenista fue corrupción.

Asimismo, repitió cualquier cantidad de veces que Enrique Cárdenas era una fichita y en una actitud muy criticada, trató de censurar y regañar a la titular de un conocido noticiario.

Por su parte, Cárdenas Sánchez le recordó al de Morena su pasado priista y perredista; la compra de la casa de un expresidente de México así como la manera en que desde el sol azteca, Barbosa se dedicó a descalificar a quien hoy lo llevó a competir por la gubernatura poblana.

Por su parte, el priista Jiménez Merino, ubicado en medio de los dos contendientes punteros, se limitó a ver la escena como si sólo estuviera observando un juego de ping-pong.

Total, no hubo sustancia en el debate, pero no queda duda de que Barbosa Huerta tiene todavía una amplia ventaja y será muy difícil que le puedan arrebatar el triunfo.

ADRIANA MORENO CORDERO

COLABORADORA

¿Te gustó este contenido?