Nadie con el sello de Marko

Siguen los jaloneos en las Cámaras. En diputados, por la injerencia del dirigente del PAN; en el Senado, por sus broncas

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Como dice Andrés Manuel López Obrador en ciertas ocasiones: Eso sí calienta….

Y bueno, esta vez lo que trae calientes a los de Morena –además de que no lograron quedarse con la presidencia de la Cámara de Diputados– es la actitud del dirigente del PAN, Marko Cortés.

Lo ven envalentonado, zumbón, creyéndose Tarzán porque ganaron la partida, y que puede hacer y deshacer en San Lázaro a su gusto (el festejo en la sede nacional del PAN por haber impedido la reelección de Porfirio Muñoz Ledo les cayó muy mal).

Así que para pronto reviraron: ¡Pues, no!

Se la hicieron de tos a los panistas. Una y otra vez les rechazaron sus fórmulas –con una enorme sonrisa ahora de su lado– para incorporarse y presidir la Cámara alta.

Nadie con el sello de Marko Cortés fue la consigna entre los morenos.

Para que no quedara duda, Mario Delgado escribió en su cuenta en Twiter: Para presidir la Mesa Directiva de la @Mx_Diputados necesitamos un diputado o diputada que tenga la confianza de [email protected], no la confianza de @MarkoCortes. Es una irresponsabilidad querer orillarnos a una crisis constitucional. ¡Fuera manos de la Cámara!.

Y mientras las negociaciones y cabildeos seguían en la Cámara de Diputados, en el Senado se apersonaba Manuel Velasco. Abrazos y selfies por aquí y por allá, aunque es un retorno poco deseado. El ex gobernador de Chiapas esperaba un lugar en el gabinete de la 4T. Pero jugó mal sus cartas –se pasó de ambicioso– y fue castigado. El mismo Presidente que tanto lo apapachó hace un año, lo envió a la banca. Un rato permanecerá en su curul junto con los de su bancada verde: Verónica Camino, Gabriela Benavides, Alejandra Lagunes, Leonor Noyola, Raúl Bolaños e Israel Zamora. ¿Qué dijo al volver como uno más entre los senadores? Que uno de los temas que más le interesaba sacar era el de la revocación de mandato.

•••

POR POCO Y NO ENTRA A PALACIO NACIONAL.- Ya entrados en la chorcha, les cuento que la nueva presidenta del Senado, Mónica Fernández Balboa, por poquito y no logra ingresar al Palacio Nacional el pasado 1° de septiembre al Primer-Tercer Informe de López Obrador.

Resulta que la invitación al evento llegó al Senado cuando Martí Batres aún presidía la Mesa Directiva. Y se quedó con ella. Bueno, no sólo eso, ¡acudió al Informe con esa invitación! Así que cuando llegó la tabasqueña a las puertas de Palacio y se presentó como la presidenta del Senado, le dijeron que lo sentían mucho, pero que el presidente del Senado ya había entrado… Un empresario intervino para que la dejaran pasar en el último momento. Lo que ya no logró –obsequio de Martí– fue ubicarse en el lugar que le tenían asignado en la primera fila.

GEMAS: Obsequio de René Juárez Cisneros, coordinador de los diputados del PRI: Si nos ponemos (con) que venga alguien que nunca haya pecado, bueno y sano, que lo traigan de Marte.

POR MARTHA ANAYA 

[email protected] 

@MARTHAANAYA

edp

¿Te gustó este contenido?