Muchos proyectos para tan poco PRD

Mancera, Graco, Barrales y los Chuchos van con sus proyectos particulares rumbo al 2018, pero el PRD sigue hundiéndose


Sin rumbo está quedando el PRD que antaño representó la izquierda no radical, que construía en lugar de destruir, que proponía en lugar de decir No a los planes modernizadores, que negociaba y no excluía, que dialogaba y no se cerraba a escuchar, que tendía puentes y no los dinamitaba, que defendía libertades y no las coarta…, la que necesita toda democracia, pues.

Desde que AMLO dejó en 2012 las filas del PRD para fundar su partido, Morena, el sol azteca se quedó sin la figura del caudillo al cual se acostumbró desde su fundación hace 28 años y que recayó, hasta ese año, en dos figuras: el propio López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas.

Desde entonces han dirigido al partido Jesús Zambrano, Carlos Navarrete, Agustín Basave y Alejandra Barrales, sin que ninguno haya podido cohesionar a las tribus ni mucho menos concretar un proyecto para la izquierda mexicana.

En cambio todos tienen sus proyectos o frentes rumbo al 2018.

El jefe de Gobierno, Miguel Mancera, quien se niega a afiliarse al PRD, llama a conformar un proyecto incluyente, en el que se integren primero los ciudadanos y luego partidos.

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, convocó a crear un frente amplio progresista para sacar adelante al país, en un acto de apoyo al candidato perredista en Nayarit, Antonio Echevarría, en el que estuvieron presentes los panistas poblanos Rafael Moreno Valle y Antonio Gali.

El sábado, Alejandra Barrales, la actual dirigente perredista ofreció una conferencia con su homólogo del PAN, Ricardo Anaya, en la que anunció la conformación de un bloque opositor cuyo único propósito es sacar al PRI de Los Pinos.

Y los Chuchos prevén aliarse hasta con sectores del PRI para las elecciones del 2018, según declaró Jesús Zambrano, dirigente de esa corriente perredista, al reportero de El Heraldo de México, Francisco Nieto.

EN PICADA. El caso es que el PRD está dejando de ser el referente de la izquierda mexicana: en las elecciones intermedias del 2015 perdió 300 mil votos respecto a la elección del 2009, pues pasó de 12.20 por ciento a 10.83.

Su bancada en la Cámara de Diputados se redujo de 127 que tuvo en 2012 a 2015 a 56, y perdió Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Zacatecas, Sinaloa y Tlaxcala, además de que Morena le arrebató cinco delegaciones en la CDMX.

Sin contar con que el año pasado perdió el registro en cuatro estados al no lograr el mínimo de 3 por ciento de los votos y con que de los fundadores del sol azteca sólo queda dentro del partido Ifigenia Martínez.

Y en efecto, cada perredista tiene derecho a armar los proyectos o frentes que quiera. Pero ya son muchos frentes y a nadie le preocupa cuidar las espaldas del partido.

EN EL VISOR.- Hay priistas jugando chueco en el Edomex. Apuestan a que pierda Alfredo del Mazo para que el gobernador Eruviel Ávila no se posicione como presidenciable. Así de mezquinos.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro