Morena y lo que está en juego

En varios círculos se habla del grupo 3M (Marcelo, Mario y Monreal) y de la alianza para hacerse del partido

Carlos Zúñiga
Carlos Zúñiga / Acceso libre / El Heraldo de México

Yeidckol Polevnsky se apersonó a mediados de semana a las instalaciones del Instituto Nacional Electoral para entregar una carta de dos cuartillas al consejero presidente Lorenzo Córdova en la que anunciaba la intención del partido que preside, Morena, de renunciar a 75 por ciento de las prerrogativas que le corresponden. En total serían poco más de mil 240 millones de pesos.

En la carta, la Secretaria General expone que la enorme cantidad de recursos públicos que le corresponden no guardan congruencia con las políticas de austeridad del Presidente de la República y fundador del partido Andrés Manuel López Obrador.

El problema es que Yeidckol se fue por la libre y, sin consultar a militantes y otros órganos internos, tomó esa decisión. Todo esto forma parte de la lucha por el control del partido. Por estatutos, a estas fechas el Movimiento de Regeneración Nacional debería tener ya un líder electo por la militancia, pero como lo contamos anteriormente, por argucias de la propia Polevnsky no se ha dado. La última acción que se le cuenta es desestimar una orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que se incluya en el padrón de Morena a los afiliados hasta agosto de este año, con miras a tenerlo más actualizado y a partir de ahí, nombrar a los delegados al Consejo Nacional.

Mucho está en juego con la elección del dirigente, en particular, la definición de candidaturas del 2021. Por ejemplo en Nuevo León, donde la priista Clara Luz Flores podría dar el brinco a Morena y ser abanderada a la gubernatura, siempre y cuando Polevnsky siga en la dirigencia.

Como todos sabemos, el otro aspirante fuerte a presidir Morena es el diputado federal Mario Delgado, quien ya condicionó su participación a que se cumplan los acuerdos y se escuchen los consejos del Presidente. Pero mientras ha ido adhiriendo adeptos. Quizá el más fuerte sea el coordinador parlamentario en el Senado, Ricardo Monreal, quien puede encontrar en Delgado un aliado para sus aspiraciones políticas futuras. Todo en concordancia con Marcelo Ebrard, a quien muchos perfilan ya para el 2024.

De hecho, en varios círculos políticos se habla ya del grupo 3M (Marcelo, Mario y Monreal) y de la alianza que formaron para hacerse del partido.

Por eso es de entenderse las acciones de Yeidckol Polevksy, con la intención de congraciarse con el Presidente y la opinión pública en general, aunque en eso de renunciar al dinero hay algo de trampa, toda vez que Morena es el partido más multado por el INE y el monto regresado más bien serviría para pagar lo que actualmente deben.

La pugna, como vemos, seguro dará para más.

***

CONTRASEÑA: Con la caída de Genaro García Luna en Estados Unidos, varios cercanos a Andrés Manuel López Obrador y que lo acompañan desde la lucha del 2006 se frotan las manos. Le piden que se agoten todos los recursos para ir por Felipe Calderón Hinojosa. Dicen los que saben que la respuesta fue afirmativa.

POR CARLOS ZÚÑIGA PÉREZ
[email protected]
@CARLOSZUP




¿Te gustó este contenido?