Mitos y realidades del sargazo

Lo más complejo del sargazo es que poco se puede comentar de él con certeza científica,

Edgar Morales / Suite presidencial / Heraldo de México
Edgar Morales / Suite presidencial / Heraldo de México

● El problema del sargazo tiene varias aristas, se calcula que llegará un millón de toneladas de la alga marina a las costas de Quintana Roo, según la Red de Monitoreo de Sargazo en Cancún, esto es cinco veces más de lo que llegó el año pasado. Pero también están los que consideran que el tema se ha politizado y que las cifras son una exageración.

Lo más complejo del sargazo es que poco se puede comentar de él con certeza científica, por eso el ingeniero José Raúl Priego –especialista en manejo de residuos sólidos, reconocido en Europa y Estados Unidos– nos explica la verdad sobre este asunto.

Mito: el sargazo sirve como fertilizante.

Realidad: es un ser vivo con alto contenido nutrimental, pero debe tratarse previamente y requiere de fuertes de inversiones.

Mito: termina convirtiéndose en arena.

Realidad: al enterrarlo en la playa genera daños irreversibles. Sus altas concentraciones de fósforo y arsénico contaminan los mantos freáticos.

Mito: se pueden elaborar alimentos y productos comestibles.

Realidad: contiene arsénico, es peligroso para el consumo. Inclusive para hacer abono, se recomienda mezclarlo en bajos porcentajes con otros tipos de composta.

TRIP TIPS

Faltan 16 días para que Jorge Hernández conozca quién será su relevo en la presidencia de AMAV; se apuntaron para sustituirlo: José Manuel García, de Jalisco y Eduardo Paniagua, de Quintana Roo. El popularómetro marca a García, pero esto se decidirá en Puerto Vallarta el 31 de mayo.

[email protected]

@ELCASTOROFICIAL

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo