Mitos: ¿premisas de políticas públicas?

La nueva realidad pone a prueba si la combinación de mitos y datos servirá para generar beneficios al interés público o estará poniéndose al servicio de algún interés particular

Óscar Sandoval / Articulista invitado / El Heraldo de México
Óscar Sandoval / Articulista invitado / El Heraldo de México

En estos tiempos pareciera que entre el blanco y el negro no hay escala de grises; también que la creencia se mezcla con los datos. Empieza a pasar con los medios de comunicación y la información vía canales digitales. Pero, qué pasa cuando en lugar de estar en el extremo se conjugan.

Netflix, el New York Times y la sabiduría de las masas nos dan un ejemplo en la serie Diagnóstico; en la que las columnas publicadas desde 2002 en la casa editorial neoyorquina por la doctora Lisa Sanders rompen fronteras y ponen todos los medios al servicio de soluciones de vida.

La ecuación: se publica un caso médico de casi imposible diagnóstico, a través de internet y personas alrededor del mundo –doctores, pacientes o familiares– hablan de experiencias similares o médicos proponen posibles diagnósticos y en la mayoría de los casos se encuentra el camino rumbo a la salud que parecía jamás se encontraría. Finalmente, a través del servicio de entretenimiento tiene una mayor difusión. Así, la sabiduría de las masas se pone al servicio de la salud.

El común denominador: internet. Lo que lo hace posible es el acceso de las personas a la red.

En México hay 74.3 millones de usuarios, 65.8% de la población total nacional (Inegi). Los países nórdicos, así como Australia y Canadá son quienes más se acercan a 100%. ¿Alcanzaremos la cobertura universal en México?

El Proyecto Red Eléctrica Inteligente (REI) esta en proceso. Este concepto hace referencia a un sistema integrado por los elementos de sistema eléctrico tradicional más un sistema de telecomunicaciones. Lo que sostiene a este tipo de proyectos es la infraestructura.

La Comisión Federal de Electricidad está en proceso de licitación para adquirir casi 20 mil kilómetros de fibra óptica que pasarán prácticamente por todo el territorio nacional y representa un monto aproximado de adjudicación de 70 millones de dólares, tomando en cuenta precios de licitaciones anteriores. Variará dependiendo de a quién se le compre.

No está claro, pero por el kilometraje, se asume en el sector que será adjudicado de manera fraccionada a las diferentes empresas que participan, entre ellas Prysmian General Cable, Taihan, Hengtong, Condumex y ZTT.

La decisión es de precio, pero también de relaciones comerciales con diferentes países. Habrá que poner atención al proceso licitatorio, pero también los procesos paralelos que podrían influir. Por ejemplo, corren los correos electrónicos de que en CFE Zona Piedras Negras han ido construyendo mitos alrededor de algunos proveedores. Presumen inconsistencias entre las pruebas de fábrica, la liberación por tercerías y el cable entregado. ¿Será que compañías globales entregan mal o habrá alguna otra razón?

Una vez más la nueva realidad pone a prueba si la combinación de mitos y datos servirá para generar beneficios al interés público o estará poniéndose al servicio de algún interés particular.

#Hernán Para quienes creen que la televisión mexicana se quedó en el pasado, les anticipo que van a cambiar de opinión. Estén atentos.

POR ÓSCAR SANDOVAL
CONSULTOR. SOCIO DE 27 PIVOT
[email protected]
@OSANDOVALSAENZ




lctl

¿Te gustó este contenido?