Mi casa es… ¡Mi casa!

México para estar a la altura del primer mundo siempre adopta lo que hace más eficiente la vida moderna

Armando Guzmán /  El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México
Armando Guzmán / El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México

Los funcionarios del gobierno en Washington dicen que no le darán asilo a los centroamericanos porque ya acordaron con México, que México otorgue esos asilos.

Si ése fue el acuerdo, mis amigos, hay que blindarnos también.

México para estar a la altura del primer mundo siempre adopta lo que hace más eficiente la vida moderna. Por eso mismo ahora necesita una política migratoria contemporánea y humana, pero especialmente práctica. Cuidado con políticas ciegas de las que el mundo tome ventaja. México como los demás, necesita poner sus intereses primero. Porque, recuerde usted: Las migraciones hambrientas son el cuento de nunca acabar.

Los problemas de Centroamérica se resuelven de raíz; pero hoy no hay nadie ni con deseos ni con poder de resolverlos. Y por favor, no se sienta mal ni culpable, los problemas centroamericanos resultan de su inestabilidad, su inseguridad y su natural falta de oportunidades.

Por eso el primer mundo ya se blindó contra migraciones masivas.

La Unión Europea no admite indocumentados, permite ciertas reunificaciones familiares, y permisos de trabajo por tiempo especifico. Cada estado miembro puede ajustar los detalles.

Japón no le da residencia permanente a nadie sin completar 10 años viviendo bajo visas condicionales temporales y el migrante no puede haber recibido ayuda pública.

Canadá dejó de ser generoso, a pesar de tener un enorme territorio vacío y poca población.

Estados Unidos tiene uno de los sistemas más complicados y desiguales del planeta. Admite casi un millón de inmigrantes legales cada año, pero desde hace décadas no expide una sola visa para Latinoamérica. La forma más común de obtener residencia permanente es por matrimonio con un ciudadano y la ciudadanía para esas personas se obtiene después de 5 años de residencia condicionada con nunca haber recibido ayuda publica.

México el 25 de mayo del 2011, emitió una ley migratoria basada en… la hospitalidad y la solidaridad internacional para quienes necesitan un nuevo lugar de residencia temporal o permanente debido a condiciones extremas en su país que pongan en riesgo su vida o su convivencia. Es una política encomiable y humana, pero demasiado generosa para un vecindario en convulsión.

Hace 2 años casi 20 mil haitianos llegaron a la frontera de Baja California tratando de entrar a EU no los dejaron, y muchos de ellos ya fundaron cerca de Tijuana El Pequeño Haití. Los que han tenido hijos ahí, ya se anclaron para siempre, porque la ley se los permite.

Déjeme asegurarle desde hoy- Los hondureños tampoco entrarán a Estados Unidos ¿Qué pasará con ellos? ¿formarán otro cinturón de miseria como el haitiano llamado La Pequeña Honduras? Y ¿que pasará con la caravana formándose en El Salvador?

México es un bastión de generosidad. Usted decida si por mantenerlo así, el país entero será forzado a ponerle agua a la sopa para que alcance para todos los que llegan sin invitación, sólo porque el vecino de junto, no los quiso en su fiesta.

*Periodista

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo