México se sacó al tigre

Una corte falló que, aunque la ley estadounidense autoriza a migrantes a esperar la resolución a sus peticiones en EU, ahora deberán hacerlo en México

Armando Guzmán /  El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México
Armando Guzmán / El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México

¡Felicitaciones mexicanos!

Se ganaron que Estados Unidos les regrese a miles de peticionarios de asilo centroamericanos y de otros países, para que indefinidamente se queden a vivir en la sufrida frontera norte de México. Es como sacarse al tigre en la rifa.

Y fue decisión de una corte de justicia estadounidense.

Y, ¿de qué o porqué?, dice usted. Permítame explicar:

En Estados Unidos hay 13 cortes federales de Apelaciones distribuidas en 13 circuitos o territorios judiciales; que sirven a varios estados a la vez. Sus fallos son un paso intermedio entre las cortes federales de Distrito y la Suprema Corte y son muy influyentes, porque sientan precedente, y crean jurisprudencia, que se convierte en ley.

Perdone la explicación, pero es útil para entender por qué el fallo de la más liberal de estas cortes, la del Noveno Circuito, basada en San Francisco, dictará lo que se hará en territorio mexicano.

La corte falló que, a pesar de que la ley estadounidense autoriza a estos migrantes a esperar la resolución a sus peticiones en EU, ahora éstos deberán esperar en territorio mexicano. La corte quiso respetar… El compromiso del gobierno mexicano de cumplir con sus obligaciones de derecho internacional y de otorgar estatus humanitario y permisos de trabajo a los centroamericanos que llegaron a su frontera a pedir asilo.

Como dice el refrán: Cuidado con lo que pidas, porque se te puede conceder.

Qué barbaridad, y ahora ¿Quién podrá defendernos?

A falta del Chapulín Colorado, los demócratas del Congreso, que salieron en defensa de los pobres migrantes para que no tengan que arriesgar sus vidas en México.

Ah, porque, además de tener que cargar con el bultito, México está quedando mal por haber ofrecido un territorio tan peligroso y malévolo como su frontera norte, y por intentar evitar que estos migrantes sean encerrados indefinidamente en los campamentos de carpas que el ejército de EU, tan finamente estaba preparando.

Ve usted, el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones.

Las buenas intenciones demócratas son una ex juez de El Paso, que hoy es congresista por esa zona que se llama Verónica Escobar. El viernes antes de cerrar sesiones, ella y 21 copatrocinadores (entre ellos cinco de los nueve congresistas de los distritos fronterizos entre Estados Unidos y México) presentaron una resolución que prohibiría que dinero público de EU se use para regresar a esos peticionarios de asilo a territorio mexicano.

Los congresistas están muy preocupados porque los migrantes, … Siendo tan vulnerables, serán enviados a Juárez, donde la situación es muy peligrosa y amenazadora.

Conclusión: México tendrá que recibir a miles de inmigrantes que no quieren estar en su territorio, pagar por sus estancias, con dinero que no tiene; dándoles trabajos que no existen, para quedar bien con EU, que no lo agradece.

Le digo, es sacarse al tigre en la rifa de la vida.

*Periodista

[email protected]

@armandoreporta

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno, malo y feo

Bueno, malo y feo