México, peligros en sur y norte

De abril a noviembre de 2018, en Estados Unidos creció la indignación por la falta de sentido humano de su gobierno al tratar con la creciente ola de refugiados

Armando Guzmán /  El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México
Armando Guzmán / El qué y por qué desde Washington / Heraldo de México

La razón principal son las caravanas de migrantes; por eso tanto en México como en Estados Unidos el apoyo a estos enormes grupos de indocumentados centroamericanos se ha desvanecido más rápido de lo que nadie anticipó

De abril a noviembre de 2018, en Estados Unidos creció la indignación por la falta de sentido humano de su gobierno al tratar con la creciente ola de refugiados. Cientos de personas y de organizaciones demandaron no sólo, un aumento en ayuda humanitaria para los migrantes, sino también para sus países de origen. Pero después de tantos meses, toda esta gente ya se dio cuenta, que éste es el cuento de nunca acabar.

En julio el hoy presidente de México, revelando un plan inovativo para detener con empleos y con nuevos desarrollos a los centroamericanos en sus países de origen, invitó a Donald Trump ser socio en la idea, y Trump aceptó. El plan también crearía más desarrollo y mas empleos en el sur de México.

Pero las soluciones tardan en dar resultados, y tardan también en arrancar, por eso el jueves de la semana pasada Mike Pompeo Secretario de Estado de Estados Unidos, pospuso un viaje a la Ciudad de México. La razón: el trabajo de los organismos de inversión de EU apenas empieza en México, y sus análisis financieros son los que determinarán si la idea de sembrar árboles frutales y maderables en el sureste mexicano, junto con otros proyectos de inversión, más que una buena idea serán, un buen negocio.

Mientras, vea usted otra vez hacia el sur. Una nueva caravana con más de 9 mil hambrientos y desesperados centroamericanos en Chiapas sigue creciendo en número y dice estar casi lista para avanzar caminando hasta la frontera norte con Estados Unidos.

Lo que esta gente se niega a aceptar es que, como ya ocurrió con las caravanas anteriores, a más de 98% de ellos, Estados Unidos le negará asilo y eso ya los forzará a estacionarse en Tijuana, y pronto EU regresará a todos los migrantes a esperar en todas las fronteras del norte de México, quién sabe por cuánto tiempo.

Una encuesta de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) reveló, que 85 de cada 100 migrantes de las caravanas se niega a regresar a sus países, y mientras seguirán esperando asilo, en suelo mexicano.

El resultado: a Tijuana y a la frontera norte esto ya les pegó fuerte, porque los estadounidenses y los canadienses que buscan tratamientos médicos y dentales mas baratos que en sus países, ya dejaron de cruzar a México. Hay dentistas en Tijuana que dicen haber perdido mas de 70% de sus pacientes, y de su ingreso. A los cirujanos plásticos les ocurre lo mismo y mientras, el tráfico de la nueva droga crystal tiene a la frontera norte con mas muertos que antes.

Conclusión: The Rosarito Beach Hotel habitualmente lleno de pacientes que esperan atención médica en Tijuana está vacío. Y lo peor es que hacia adelante lo único que se ve son más caravanas, más peligro y más problemas en el sur y el norte.

*Periodista

[email protected]

@armandoreporta

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo