México, más liberal que EU

El estudio difundido por la Universidad de Vermot y State Politics and Policy Quaterly muestra las razones

México, más liberal que EU

Caroline Beer es una veterana y reconocida profesora de ciencia política en la Universidad de Vermont, un estado norteamericano en el que ha pasado la mitad de su vida. La otra mitad la ha vivido en México, que con otras naciones latinoamericanas forman parte de un amplio estudio con el que esta académica echa abajo falsos estereotipos y concepciones erróneas entre ambas naciones.

¿Qué país es más liberal, Estados Unidos o México?

Si esta pregunta se le hubiera hecho a una persona hace dos décadas, con seguridad hubiera elegido la opción del país vecino. Pero en un periodo de tiempo relativamente corto –12 años en el caso de México– las cosas comenzaron a cambiar y en varios países latinoamericanos fueron aprobadas leyes para aprobar el aborto, el consumo de mariguana y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Esa fue la pregunta de la que partió Beer para comparar datos oficiales entre países latinoamericanos y los Estados Unidos. El trabajo de Beer muestra que México es un país más liberal que Estados Unidos cuando se trata de los derechos LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero), especialmente en el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo.

El estudio, difundido por la Universidad de Vermont y el diario científico State Politics and Policy Quaterly, mide los efectos de la religión, las organizaciones LGBT y los gobiernos con tendencia de izquierda respecto a los derechos de esa comunidad, en ambos países.

Los resultados sugieren que la religión ha suprimido la extensión de los derechos LGBT en Estados Unidos pero no en México, donde 80% de la población es católica. Porcentajes importantes de protestantes evangélicos en distintas áreas de Estados Unidos redujeron las probabilidades de que se ampliara ese reconocimiento.

Pasé la mitad de mi vida en México y la otra en Vermont, ambos muy progresistas y conocidos por poner en marcha políticas innovadoras. Vermont rebasa su tamaño en términos de este tipo de políticas públicas y como la Ciudad de México, que tiene 20 millones de personas, ha creado políticas que eventualmente fueron replicadas en el resto del país, dice Beer. En los estados liberales con gobernantes de tendencia de izquierda aumentó la aprobación de los reconocimientos LGBT en el nivel estatal, pero en ambos países no se tradujo al plano nacional.

Beer destaca que el PAN, un partido católico y de derecha, estaba en el poder cuando el Congreso aprobó las leyes anti discriminatorias y reformas constitucionales.

Esas iniciativas no estuvieron en juego cuando el Partido Demócrata tuvo la presidencia entre 1992 y 2000 y 2008-2016. Los Estados Unidos también va atrás de México en la elección de políticos abiertamente gays, dice Beer.

México es un país más liberal que Estados Unidos en la aprobación de leyes y derechos LGBT, pero aún preserva importantes rasgos de conservadurismo.

En Vermont, por ejemplo, hace un par de días anunciaba su postulación la primera candidata transexual a gobernadora en Estados Unidos.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual